ELLE, EL PRONOMBRE DE LA DISCORDIA.

.

 

Desde hace unos meses me llevo topando con el término «Elle» en un contexto que no conseguía encajar. No tardé en descubrir que no se trataba de una campaña de publicidad subliminal de la famosa revista de moda francesa dirigida a mujeres; ni de una exaltación de la tercera persona del singular en francés; ni de una espontánea reivindicación feminista gala al más puro estilo de la Nouvelle Vague.

 

Revista de moda Elle.

 

Anna Karina, musa de la Nouvelle Vague.

 
 
 
 
 
 
 
Que va, que va, la cosa estaba más cerca.
 
ÉL, ELLA, ELLE
En las sociedades occidentales, donde la vida es rápida, donde lo nuevo substituye a lo viejo antes de «estar pagado», es habitual descubrir acrobacias lingüísticas de esta jaez, porque el lenguaje actúa como un espejo que refleja lo que somos. La evolución.
‘Elle’, en plural «elles» es prueba de esta «evolución» del lenguaje y de nuestro tiempo. La RAE lo define como un «pronombre de uso no generalizado creado para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes».
Es decir, no distingue un género gramatical tradicional (él, ella), sino que alude a personas que no se identifican con el binarismo masculino-femenino, las personas no binarias, transgénero o tercer sexo. También se utiliza cuando se quiere identificar a personas sin querer aludir a su género.
El aspirante a pronombre ‘elle’ tenía todos los visos de convertirse en una aportación lingüísticamente inflamable y lo ha conseguido. Digamos que hay dos grupos de «opinadores»: el que aboga por un habla más abierta y progresista que refleje en el diccionario lo que se dice en la calle, y el tradicional, que tiende a evadir las modas verbales más o menos pasajeras. Obviamente es en el primer grupo donde se ha originado el neologismo ‘elle’ y nos lo ha enseñado a través de las redes sociales -puede decirse que Instagram atesora las crónicas sociales y el léxico cotidiano de sus parroquianos-.
Multitud de colectivos, activistas, asociaciones y federaciones (a destacar FELGTB) reclaman la presencia y normalización del pronombre elle por su carácter inclusivo y no sexista.
Pero por otro lado hay una parte del mundo académico que no está de acuerdo con el inédito pronombre al considerarlo innecesario o incluso un capricho ñoño de grupos minoritarios. Alegan estos lingüistas que en España la neutralidad de género ya existe y que de eso «se encarga» el masculino genérico (ello, ellos).
Quizá para los pro-elles esté ahí el problema y hayan encontrado en la irrupción y difusión de ‘elle’ un refuerzo para «despatriarcalizar» un lenguaje supuestamente sexista, pero la realidad es que hasta la fecha el uso del pronombre no ha sido reconocido por la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).
En medio de estos dos grupos está la RAE, cauta y motivada por criterios filológicos contraria a la imposición del lenguaje desde lo extralingüístico. A favor del sentido común, y como ha ocurrido siempre, convertirá una palabra en legítima si es aceptada por la mayoría de la sociedad.
 
ELLE, DENTRO Y FUERA DEL OBSERVATORIO DE LA RAE
El primer paso fue incluir ‘elle’, de manera provisional, en el Observatorio de Palabras de la RAE a finales de octubre de 2020. La función del Observatorio de Palabras es la de recoger nuevos términos y expresiones (neologismos, extranjerismos, tecnicismos y regionalismos) usados por los hablantes del español pero que aún no aparecen en el Diccionario de la Lengua Española (DLE).
La cuarentena de ‘elle’ en el Observatorio de la Academia duró pocos días. La explicación que vía Twitter dio la RAE es la siguiente: «Debido a la confusión que ha generado la presencia de «elle» en el «Observatorio de palabras», se ha considerado preferible sacar esta entrada. Cuando se difunda ampliamente el funcionamiento y cometido de esta sección, se volverá a valorar».
¿Y cuál es la situación de ‘elle’ hoy? El tiempo dirá si tiene un uso frecuente y sostenido.
 
ELLE EN OTROS IDIOMAS
Es habitual que en las lenguas donde el género gramatical está marcado, hayan proliferado la creación de pronombres neutros para definir a quienes no se identifican con «él» o «ella». Es un fenómeno extendido en todo el mundo.
El equivalente de ‘elle’ en inglés es «they» utilizado como tercera persona del singular, aunque se usa normalmente como tercera persona del plural. Otros intentos menos exitosos han sido «jee» o «ney» para el pronombre neutro. En 2015 la American Dialect Society reconoció el ‘they’ singular como la palabra del año. También en 2015 la Academia Sueca adoptó el pronombre neutro «hen». Desde la década de los 60 las feministas suecas lo añadieron a los ya existentes «han» (él) y «hon» (ella) en un intento por promover la igualdad de género. En las últimas décadas ha sido el movimiento transexual quien lo ha popularizado llegando hoy día a estar completamente institucionalizado en el lenguaje jurídico, el marketing y por supuesto en las redes sociales.
En otros países como Francia la inclusión de pronombres y géneros neutros han sido ampliamente rechazados por la Academia Francesa considerándolos un auténtico descarrío. Es el caso de «iel» y «on».  
 
Tal vez te interese este artículo: Ellos y ellas, todos y todas.
 
Syllabus is the school for the people who Spanish

EL CARÁCTER ESPAÑOL REFLEJADO EN 12 ARTISTAS GENIALES

 

 

No es nada fácil elegir a 12 personalidades enormemente creativas e influyentes de la cultura española del siglo XX. Siempre va a faltar alguien. Y eso es porque España es un país que rebosa arte, imaginación, alegría e inteligencia creativa. Los artistas -con mayúsculas- que vas a encontrar a continuación son una miscelánea de músicos y cantantes, pintores, cineastas y escritores, pero también son el puro reflejo del carácter español presente en su legado, que ya sabemos que es un cóctel bien mezclado de despreocupación, osadía, generosidad, optimismo, sacrificio, lealtad, disfrute de la vida, pero también somos de condición perezosa, contradictoria, rebelde, altisonante y un poco temeraria.

Lo que nadie puede negar, lo que nos diferencia del resto del mundo es la capacidad que tenemos para hacer de la vida un arte, bañando de gozo cada gesto, cada movimiento, transmitiendo esa autenticidad enraizada en nuestra propia naturaleza.

LA ETERNA CONTRADICCIÓN ESPAÑOLA Y EL FALSO PESIMISMO EN EL NUEVO MUNDO.

Ilustraciones cortesía de Nikoko.

.

CONTRADICCIÓN ESPAÑOLA

A menudo me encuentro en medio de la misma conversación. En realidad es una conversación «bitópica» (valga el vocablo recién inventado) en la que por un lado se alaban las bonanzas y la calidad de vida española para, acto seguido, oscurecer nuestra buena estrella en un súbito y bipolar cambio de juicio.

.

.

«No sabemos lo que tenemos…», o «en España se vive como en ningún otro sitio», o, «la calidad de vida española es la mejor del mundo»… ¿Te suenan todos estos tópicos? Si España es un lugar tan maravilloso para nacer, ¿Qué nos pasa a los españoles? ¿Somos unos pesimistas patológicos? ¿Somos incapaces de apreciar todo lo bueno que tenemos?

LOS ESPAÑOLES EN EL MUNDO EN PAUSA

.

Decía Hemingway que «el océano merece que se escriba sobre él tanto como lo merece el hombre» y tenía razón, sobre el hombre se ha escrito mucho y nos acordamos mucho de «él» cuando nos vemos amenazados por algún terror desconocido o infravalorado, que se ha hecho viral -como se dice ahora- y nunca mejor dicho.

Todo el planeta parece haber entrado en una suerte de conexión empática a raíz del Coronavirus. En las últimas semanas las circunstancias (las cifras, la incertidumbre, el aislamiento) han disparado nuestra consciencia del ahora, porque ha sido ahora cuando hemos descubierto que tenemos menos poder del que creíamos. Somos vulnerables. Efímeros como los copos de nieve que caen sobre un charco.

JOKER, TAMBIÉN NOS HAS TRAÍDO UN PUÑADO DE LÉXICO.

.

Incluso antes de estrenarse, Joker se anunciaba como el gran éxito de 2019. La película protagonizada por Joaquin Phoenix  y Robert De Niro es excesiva se mire como se mire: a día de hoy ya es una de las películas más taquilleras de la historia con una recaudación cercana a los 1000 millones; los críticos -eso sí, exceptuando a los más puristas- fluctúan entre la exaltación y la alabanza permanente de un fenómeno con asomos de tendencia urbana. Y por supuesto es excesiva argumental y cinematográficamente. La historia en la que un individuo experimenta una auto liberación brutal no es nueva. Ya lo vimos en Taxi Driver de Martin Scorsese, aquel antihéroe cruzado y en estado de gracia que ejerció su revancha homicida contra un Nueva York enviciado.

En Joker, (tranquilos, no hay spoilers aquí) el espectador participa en la exploración psicológica de un cómico fracasado que solo quiere abrirse camino en la vida, pero se da de bruces, entre otras cosas con su propio pasado.

María Félix, «la Doña», la mujer que pudo reinar en Hollywood.

.

Ni Ava Gardner, ni Elizabeth Taylor, ni Rita Hayworth, ni Sofía Loren. Todas ellas a la vez. Se llamaba María Félix y fue la diva indiscutible de la Época de Oro del cine mejicano. Hoy en Syllabus Blog rendimos homenaje a esta mujer arrolladora.

La Doña

Nació en Sonora, Méjico, el 8 de abril de 1914 y murió exactamente 88 años después. Fue una mujer hecha a sí misma. Ya de niña apuntaba maneras, se sentía más a gusto trepando árboles y perfeccionando sus dotes de amazona -llegó a convertirse en una jinete experta- que con las aficiones convencionales de las jóvenes. Profesionalmente fue descubierta (un día cualquiera mientras paseaba por una calle de Ciudad de Méjico), por el director de cine Fernando Palacios, a través de quien consiguió su primer papel, el drama romántico El peñón de la ánimas de 1942 junto a Jorge Negrete, con quien se casaría 10 años después.

CURSOS DE ESPAÑOL LOW COST. ¿DE VERDAD MERECEN LA PENA?

 

Cuando llega a nuestros oídos la expresión «low cost» nos pueden pasar dos cosas: nos alegramos porque vamos a ahorrar unos euretes o desconfiamos porque no hay manera de entender la supuesta oferta.

Los nuevos tiempos han cambiado la manera de entender la economía. Hasta aquí todo claro. Si en los ochenta lo más in que te podía pasar era tener un Modigliani colgado encima de la bañera para maravillar a las visitas y pasmarlas ante el desembolso, hoy el crack presume de haber encontrado El chollo en el outlet online.

 

«CUANDO SE TRATA DE UNA INVERSIÓN DE VALOR A LARGO PLAZO, EL LOW COST SUENA A CONSEJO DEL HORÓSCOPO».

EL ARTE DEL PALÍNDROMO COMO NUNCA ANTES TE LO HABÍAN CONTADO

Alfonso es dueño de un corazón que bombea Coca Cola en dirección a los cuatro puntos cardinales para recordarnos la efervescencia de la vida.  Alfonsonoro como se le conoce en el mundillo, es un hombre del Renacimiento del Siglo XXI. Su rancho mental es un latifundio de creatividad pura: escribe, compone y practica un humor y filosofía de vida que lejos de ser divagante y errabundo es absolutamente consecuente con nuestra realidad. A ratos surrealista, a ratos intimista, siempre metalingüístico y atrevido, ejerce la poesía de la lógica para un mundo que no lo es tanto. Nuestro genial Alfonso ha venido a contarnos algo.

Por Alfonso González-Finat.

Escribir ES RECONOCERSE. Es ir A POR ROPA y volver desnudo para vestirse de nuevo. Es mirarse en un espejo cuyo reflejo está compuesto de palabras. Y si hablamos de palabras y de espejos deberíamos focalizar en la figura del palíndromo, a veces tan desapercibido.