Una tarde con aroma a libros viejos.

 

Article in Spanish/ English.

Llevamos un mes de verano y Santander está en flor. A punto de comenzar están las fiestas, los conciertos y las casetas de pinchos. Las calles rebosan actividad, turistas, vida playera y desenfado veraniego a chorro libre. Tal vez sea por eso que nos haya invadido la nostalgia y hayamos retrocedido de un brinco hasta el otoño para reencontrarnos con una amiga, Carmen Alonso, especialista en arte y literatura del siglo XX y dueña de una librería imprescindible. Si te gustan los libros viejos, este es tu sitio.

Es una tarde otoñal y paseo por el centro de Santander. Casi sin darme cuenta desemboco en la calle Cisneros, no muy lejos del ayuntamiento, donde un fogonazo naranja se apodera de mi atención y me atrae hacia él. Sonriendo, Carmen Alonso me abre la puerta y me invita a entrar. Estoy en su librería, homónima, una librería de viejo.

Desde el hall atravesamos el patio abarrotado de plantas, libros y grabados para descubrir al fondo una sala que te atrapa de golpe: tiene arte, auténticas reliquias, tesoros vintage, muebles antiguos, montañas de libros que se agolpan por el suelo, paredes y estanterías, y el hechizo especial de un olor que te hace pensar en la cantidad de historias ocultas dentro de todas esas páginas amarillentas y de sus antiguos dueños…

 

 

Lo viejo y lo nuevo se dan la mano en un lugar mágico y atemporal, porque por las buenas historias no pasa el tiempo.

Al preguntar a Carmen quien es su lector y por qué me contesta:

“Los clientes no pueden ser más variados en edad, sexo, intereses y poder adquisitivo. La librería no es sólo para lectores de novelas, es también para gente que busca libros de cocina, de relojes, de arte o simplemente que espera encontrarse de nuevo con ese libro que prestó, o que tuvo de pequeño. Hay muchos que vienen también porque quieren contarte algo de su biblioteca. En fin, todos vienen buscando algún tipo de magia y que, espero, encuentran”.

 

AN EVENING WITH A SCENT OF OLD BOOKS.

Walking around the centre of Santander on an Autumn evening, I drift into Cisneros Street, not very far from the town hall. An orange glow catches my eye and draws me to it. Smiling, Carmen Alonso opens the door and invites me in. I am in her antique bookshop, which she shares a name with.

From the lobby we cross the plant, book and painting ridden patio to discover a chamber that grabs you from the start: it has art, genuine art relics, vintage treasures, antique furniture and mountains of books flood the floor, walls and shelves and the special charm of a scent that makes you think of the amount of hidden stories inside all those aged pages, and their prior owners…

The old and the new coexist in a magical and timeless place, because time does not wear good stories.

When I ask Carmen about her readers, she replies:

“The customers can vary significantly in age, gender, interests and wealth. The bookshop is not only for novel readers, it is also a place for people who look for books on cuisine, watches, art, or simply long to reunite with that lent book, or the one they had as a child. Many of them just come to talk about their own collections. In the end, all of them come searching some kind of magic and, I sincerely hope they find it”.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

De flores viejas y palabras nuevas.

 

La Wiphala es la bandera de siete colores que aglutina a los pueblos Originarios de Sudamérica, eso lo sabíamos, y el Wiphala es la escuela de español de moda en Argentina. Esta semana, su directora Fabiana Luzi nos obsequia con esta ensoñación cargada de desparpajo argentino.

El año pasado vi la película The Arrival y me inspiró profundamente. Encontré el “cómo” que buscaba para iluminar mi trabajo. ¿Cómo transmitir un mensaje de una forma bella? Aquellos dos seres extraterrestres esparcían espectros oscuros de forma circular en el aire. Me recordaban a las marcas que dejan las tazas de café sobre la mesa (de hecho hay quien puede leer esas marcas), pues eso, pintaban en el aire formas abstractas que escondían mensajes de esperanza para los humanos. Arte en la comunicación, muy visual, significante y significado de la mano derrochando belleza, misterio y magnetismo.

 

Hablando en círculos, el lenguaje de Arrival.

Hablando en círculos, el lenguaje de Arrival.

 

Palabras nuevas y flores viejas.

Pero pensando un poco en ello, yo que soy una apasionada de las flores y a lo mejor un poco extraterrestre también, concluí que nosotros siempre lo hemos hecho igual. Nos hemos regalado flores, cada especie floral comunicaba una cosa, fíjate: si te regalan dalias te están haciendo una declaración divertida y moderna. Si te regalan rosas, ya lo sabes, ninguna flor ha sabido tocar tantos corazones. La rosa tiene un encanto majestuoso. Un ramillete de claveles rojo simboliza un amor fuerte y profundo; blancos un amor puro, limpio y sincero y los nostálgicos saben que un ramo de flores secas, envejecidas para eternizar su belleza es sinónimo de preservar un amor.

El primer contacto con quien no conoce tu idioma debe de ser una explosión que sorprenda y atrape por igual, como flores viejas convertidas en palabras nuevas, como imágenes primitivas cargadas de significado para el alumno. ¿Por qué digo esto? Porque en la docencia los alumnos primerizos con apenas vocabulario agradecen el poder de la simplicidad para aprender; un poder que ayuda a asimilar y producir palabras nuevas. Una flor es sol, aire, vida y esperanza.

No quiero parecer una psicóloga de cámara Argentina con lo que acabo de decir, pero ¡qué cierto es! El lenguaje en la enseñanza de cuantas más ayudas disponga, mejor, y bienvenida sea la habilidad de casarlas entre sí. Como decimos aquí, “no hay drama”.

Y que mejor momento para hablar de bodas ahora que Messi se nos casa el 30 de junio aquí, muy cerquita de nuestro Wiphala en su ciudad natal Rosario. Para los futboleros un extraterrestre (también) dentro de la cancha pero que no se olvida de sus raíces afectivas y futbolísticas (Newell’s old boys), demostrando que a pesar de la distancia  Argentina es imposible de olvidar y una gran oportunidad, también lingüística.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

El éxito de la educación en Finlandia, ¿realidad o leyenda?

finlandia

Finlandia confía en su sistema educativo y se aprecia en los pequeños detalles.

 

Finlandia, también llamada la “Tierra de los Mil Lagos”, es el hogar de gente encantadora y creativa que vive envuelta por una naturaleza pura y abundante. Un país donde maravillarse contemplando auroras boreales que hacen magia en el cielo durante las noches de invierno y un sistema educativo envidiado internacionalmente.

 

A lo largo del día, ¿de qué manera te comunicas con tu gente? Pregunta a cualquier persona en España y te dirá que por mensajes de móvil, no importa que aplicación de mensajes utilice aunque lo más probable es que te diga que Whatsapp. Pregunta a cualquiera por su refresco de cola preferido o que cola utilizan para mezclar sus bebidas, casi con toda seguridad contestarán “Coca Cola”, mucho más probable que Pepsi. Escoge un ciudadano al azar entre los 25 y 75 años y pregúntale por su James Bond preferido… bueno, digamos que la probabilidad de que elija a Timothy Dalton es escasa.

Estar en la primera posición de algo cuando te comparan con los demás o con productos similares tiene algo especial y el sistema de educación en Finlandia no iba a ser distinto. Un éxito educacional convertido en una realidad universalmente reconocida y en tópico de discusión.

Las bonanzas del susodicho sistema han provocado ríos de tinta desde los años 70. Una suerte de enseñanza basada en la igualdad y en la calidad de los mejores profesores. Podríamos sintetizar su triunfo en estrategias tan simples como eficaces:

Ausencia de exámenes y pocos deberes.

Educación gratuita y accesible a todos.

Excelencia en la elección y formación del profesorado.

∗ Ambiente y metodología lúdica.

Clases participativas donde se premia la curiosidad, la capacidad de emprendimiento y la experimentación.

Reformas basadas en la igualdad de los colegios.

Pero en los últimos años la credibilidad del sistema finlandés se ha tambaleado. Me refiero al desplome en los resultados del informe PISA de 2016. A pesar de que Finlandia sigue muy por encima de la media mundial, continúa en caída libre desde hace 7 años, sobre todo al compararla con sus vecinos europeos Suiza, Países Bajos y Estonia o con países asiáticos como China.

 

¿Por qué este declive?

El director de investigación del Centro para la Reforma del Mercado de la Educación, Gabriel Heller Sahlgren argumenta en su informe ‘Real Finnish Lessons: The true story of an education superpower‘, que no hay ninguna razón para creer en “cuentos de hadas” educativos. Ni los pocos deberes ni el alto nivel en la formación docente han apuntalado el éxito finlandés.

Sahlgren argumenta que se trata de una cuestión histórica. Hasta los 2000, Finlandia tenía un sistema educativo muy centralizado que -según este especialista de la formación- propició el éxito en los colegios gracias a una intensa inversión en educación. Debemos poner el foco en las características sociales, culturales e históricas y analizar la cuestión diacrónicamente para entender el fenómeno.

Sin embargo han sido las nuevas reformas junto a la llegada de la industrialización y el desarrollo económico (llegaron más tarde que a otros países por lo que Finlandia se mantuvo en una situación de stand-by en cuanto a avances se refiere) las que han deprimido el éxito de la educación finlandesa. Un éxito cimentado sobre una sociedad tradicional y menos globalizada en la que la educación giraba en torno a la figura del profesor y no convertía a los alumnos en los protagonistas. Dicho de otra manera, el viejo estilo educativo que situó a Finlandia a la cabeza del mundo está siendo fagocitado por las nuevas tendencias pedagógicas fundamentadas en habilidades y no en los contenidos que lo lastran y devalúan según los informes.

La tesis de Sahlgren es interesante ya que atiende a los aspectos que determinan la evolución interna de un país. De una manera global y a diferencia de Finlandia, España ha ido mejorando su nivel educativo con los años.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

¿AMOR O PASIÓN? 7 SENCILLOS TRUCOS PARA CONVERTIRTE EN EL AMANTE IDEAL.

yoann-boyer-165608

 

Ahora que he conseguido llamar tu atención, querido lector, ahora que estás en mis manos, voy a poner todo mi empeño para ilustrarte sobre un tema por el que realmente siento pasión: el pseudo feminismo en la Galicia rural y profunda del siglo XIX.

Es una broma. Esto es un experimento y nosotros los cobayas-protagonistas.

Si has leído hasta aquí, no era tan mala idea. Gracias.

Hay 3 palabras que nos producen altas dosis de jolgorio neuronal y que todo buen community manager  y captador de audiencias administra con maestría para vendernos un juego de sartenes o un fin de semana en la costa levantina. ¿Te las imaginas no?

tomates-1-03

Y nosotros caemos. En eso no nos hemos diferenciado demasiado de nuestros parientes lejanos neandertales o de un estómago hambriento frente a un McDonald’s.

¡Ah!, que no te engañen, nada es gratis.

Este no es el discurso conspiratorio en el que una entidad oscura y maliciosa anula la voluntad del pobre internauta, vía portátil, para poder vaciar su cuenta bancaria. No es ese tremendismo exáctamente al que quiero llegar. Es peor.

 

La clave está en nosotros.

¿Cuáles son las motivaciones culturales que mueven al ciudadano medio? Si como dicen los nutricionistas, “somos lo que comemos”, ¿seremos también lo que vemos, y lo que buscamos?

La calidad de nuestras búsquedas en Google, el qué y cuánto leemos e interés general por aprender determinan nuestra dieta intelectual.

¿Cómo te va a ti?

 

Nuestro comportamiento como internautas deja un rastro que como un boomerang vuelve en forma de publicidad con más de lo mismo. Hasta ahí normal, técnicas de la sociedad de consumo, también en el lejano oeste se divisaban vallas de publicidad desde el ferrocarril. Lo que debe preocuparnos son nuestras elecciones (sabiendo además que podemos elegir lo que queramos), esto es más importante que una mera cuestión de amor propio, ya que el fomento de la contagiosa ignorancia y la “automediocridad”  te convierte en prisionero. Tu propio prisionero, además,  no dudes de que a alguien le va a venir muy bien.

Entre una ética telebasuril, un buenrrollismo a ultranza o según quien, un catastrofismo apocalíptico anda el juego. El último responsable es uno mismo. No hay excusas. Sólo tú decides si quieres acorralar tus neuronas contra las cuerdas de un reality o si quieres leer a Cervantes.

No quiero entrar en el tópico fácil, pero lo que te gastas en una consola de videojuegos lo puedes invertir también en 3 docenas de libros en una librería de viejo.

¿Te has preguntado por qué tantos artículos en blogs y periódicos online (de gran prestigio algunos) tienen títulos similares?: “9 consejos para conquistar a la mujer de tus sueños” o “como hacerte millonario sin salir de casa y sin trabajar siguiendo estas 7 pautas”, los de carácter idiomático me hacen pensar en la lámpara de Aladino,  “Las 12 claves para dominar el español a la perfección en tres semanas”, éste último existe y desde aquí damos fe de que tal promesa es imposible que se cumpla.

La comida rápida de cuando en cuando está bien, pero no la conviertas en tu dieta. Esta podría ser la moraleja.

 

Una cuestión de pasión.

“No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario” Walt Whitman.

A lo mejor lo que ocurre es que nos hemos acostumbrado a lo fácil, a que nos lo sirvan todo preparado. Hace mucho ya que no salimos a cazar mamuts pero eso no quiere decir que haya que poner el cerebro en “modo de espera”. La cultura de la satisfacción inmediata y de las píldoras mágicas es directamente opuesta al desafío, la lucha y la búsqueda de la emoción que nos lleva al riesgo y nos recompensa con el éxito.  Eso es pasión.

Esa clase de pasión auténtica y primitiva no la vas a encontrar dentro de tu teléfono. Se alcanza arrojándose dentro de lo desconocido, fuera de la zona de confort exponiéndose ante lo insólito sin un salvavidas. Traigamos de vuelta ese sentimiento exagerado que nos colma de felicidad.

Pero la realidad es que todos formamos parte de este circo de estímulos edulcorados instantáneos. Queremos respuestas y soluciones. Emociones rápidas, y si no piensa, ¿hubieras leído este artículo si se hubiera titulado La Sociedad al Borde del Descerebre Mediático? Ni de coña.

 

Si te ha gustado lo que has leído, te interesará también el artículo La educación para alcanzar la libertad.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

Las Sinsombrero. Aquella constelación apagada.


Las Sinsombrero

 

Sombrero (RAE):

De sombra y -ero.

  1. m. Prenda para cubrir la cabeza, que consta de copa y ala.
  2. m. Prenda de adorno usada por las mujeres para cubrirse la cabeza.

 

Una generación completa a medias.

En España 1927 fue un año con nombre de generación. Al final de la década de 1920, surgió un grupo de intelectuales y artistas de vanguardia que cambió para siempre el panorama cultural español: Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Luis Cernuda, Gerardo Diego o Vicente Aleixandre son algunos de los miembros más destacados de ésta élite. La Generación del 27 supuso la cúspide creativa literaria durante la primera mitad del siglo XX.

A la mayoría de vosotros no os sonarán nombres como Josefina de la Torre, Maruja Mallo, María Teresa León o Marga Gil Roësset entre otras. No os suenan por el hecho de ser mujeres, a pesar de haber dejado tras de sí una obra como mínimo del mismo nivel que la sus compañeros de generación. Ellas, las mujeres de la Generación del 27, eran una constelación de escritoras, escultoras, actrices, poetas, articulistas, cantantes, traductoras, pintoras, compositoras e ilustradoras que no obtuvieron el mismo reconocimiento que sus colegas varones, con los que además compartían amistad e inquietudes artísticas.

 

Imagen de previsualización de YouTube
¿Por qué Sinsombrero?

Reza el dicho que “donde no hay cabeza, no hace falta sombrero”. La anécdota contada a continuación le da una vuelta al dicho. A veces para mostrar lo que hay en la cabeza, es mejor ir sin sombrero.

Para una mujer de los años 20, quitarse el sombrero en público era un acto de rebeldía; una muestra de transgresión que en el caso de nuestras protagonistas era una forma de querer airear y dejar que floreciera lo que aguardaba dentro de sus cabezas, metafóricamente hablando.

La pintora Maruja Mallo lo recuerda así: “Un día se nos ocurrió a Federico, a Dalí, a Margarita Manso y a mí quitarnos el sombrero porque decíamos que parecía que estábamos congestionando las ideas y, atravesando la Puerta del Sol, nos apedrearon llamándonos de todo”.

El simple gesto de quitarse el sombrero como reclamo de un pensamiento nuevo y libre mientras paseaban “sinsombrero” por la Puerta del Sol, dio nombre al conjunto. Sin quererlo generaron una estrategia de marketing valiente y rompedora como ellas mismas, que a nadie se le escapa de la cabeza.

España, los años 20.

Para poder comprender y empatizar con esta agrupación de mentes creativas es indispensable conocer la sociedad de la época: La España gobernada por Primo de Rivera no era precisamente la quintaesencia de la modernidad. La desigualdad entre sexos era lo estándar en una ciudadanía con fuerte arraigo paternalista. Esta realidad impulsó la aparición de movimientos feministas y sufragistas por parte de todas aquellas que demandaban una igualdad frente al hombre a la vez que eran conscientes de sus capacidades intelectuales, creativas y profesionales, y no solamente demostrando su valía como madres, hijas o esposas.

Ellas.

Syllabus Sinsombrero

 

“Eres misteriosa. Te amo. Eres hermosa, inteligente y virtuosa, y esa es la combinación más extraña que existe”. Scott Fitzgerald, (1896-1940).

Oficialmente se habla de ocho mujeres, aunque fueron más. Ocho amazonas de la cultura, ocho señoritas vanguardistas autodidactas y transgresoras que vivieron haciendo lo que creían que tenían que hacer y lo que les apetecía también.

Teniendo en cuenta la realidad sociopolítica y las restricciones propias de los años 20 y 30, es para “quitarse el sombrero”.

Viajaban, fumaban, asistían a tertulias con la aristocracia intelectual del momento, iban a la moda en el sentido más amplio de la palabra, escribían, esculpían, actuaban… pensaban en alto. Los ecos del Jazz age atravesaron el atlántico y llegaron hasta los humeantes cafés de la bohemia madrileña (imposible no mencionar el Café Gijón), lugares de unión y efusividad literaria, epicentros artísticos donde ellas no faltaron.

Imprescindible para conocer la efervescencia feminista de finales de los 20 fue el Lyceum Club Femenino, donde la aristocracia intelectual femenina expandía sus ideas y peleaba por sus derechos.

 

Lyceum Club Femenino

Algunas Sinsombrero en el Lyceum Club Femenino.

 

Conozcámoslas un poco mejor.

 

Marga Gil Roësset (Madrid 1908 – Madrid 1932).

Provenía de una familia acomodada, lo que le facilitó el acceso desde pequeña a un nivel cultural literario muy superior a la media de aquella época. El fruto de esta educación fue una niña con un talento extraordinario. A los 12 años escribió, editó e ilustró el cuento “El niño de Oro”, aunque siempre será recordada como escultora.

Un alma autodidacta, estoica, privilegiada y un poco underground. Vivió enamorada de Juan Ramón Jiménez, casado por entonces con Zenobia Camprubí al que dedicó estas líneas:

“… Qué sé yo por qué te quiero tanto … vamos … sí sé … comprendo muy bien que se quiera así … pero … querría no quererte tanto … aunque mi única razón de ser … es esa… y también mi única razón de no ser … . En amor … no cabe una intervención razonada… quieres o no quieres”.

Destruyó casi toda su obra y se suicidó a los 24 años convencida de que había fracasado como escultora.

Se cree que Antoine de Saint-Exupéry conoció sus dibujos y que le inspiraron para escribir El Principito.

∞∞∞

 

Josefina de la Torre (Las Palmas de Gran Canaria 1907 – Madrid 2002).

Tenía un aire a Clara Bow, la actriz que en 1927 tocó las estrellas de Hollywood con “It“.

Josefina fue uno de los exponentes de modernidad de su generación, más conocida como actriz que como poeta aunque dentro de su personalidad arrolladora había espacio para varias formas de expresión vanguardista: a los 20 años escribió su primer libro de poemas, Versos y estampas, con  prólogo de Pedro Salinas; en los años 30 realizaba los doblajes en español de Marlene Dietrich para la Paramount, pero no se quedó ahí, también fue guionista, compositora y ayudante de dirección.

 

Josefina de la Torre

∞∞∞

 

Maruja Mallo (Lugo 1902 – Madrid 1995).

Recordamos a la Sinsombrero Maruja Mallo maquillada con profusión, como una guerrera desafiante armada con paleta y pinceles, europea y moderna donde las hubiera.

Fue una pintora surrealista de fuertes convicciones anticlericales y republicanas. Como muchos de sus artistas contemporáneos, obtuvo mayor reconocimiento a nivel internacional que dentro de nuestro territorio (llegó a exponer con éxito en Nueva York). Fue una mujer estrafalaria, rompedora, con un talento y talante indomablemente creativo; poseedora de una cosmovisión solo propia de los grandes surrealistas.

La categoría artística de la Mallo era indudable y eso no era empresa fácil para los críticos, que a pesar de exaltar su obra y por el hecho de ser mujer, a menudo la masculinizaban en un intento de justificar su talento.

Fue cómplice y amiga de Concha Méndez, Federico García Lorca, María Zambrano, Luis Buñuel, Salvador Dalí y Rafael Alberti con quien mantuvo una apasionada relación sentimental hasta 1931.

∞∞∞

 

María Teresa León (Logroño 1903 – Madrid 1988).

Rafael Alberti dijo de ella que era “la chica más guapa de Madrid”. Ella se convirtió en la mujer de su vida y finalmente se casaron en 1932. Compartieron ideas políticas, se afiliaron al Partido Comunista y participaron activamente en la Guerra Civil española; fue entonces cuando fundaron la revista El Mono Azul. Vivieron exiliados en un largo viaje por Sudamérica y Europa.

Más allá de su relación con Alberti, María  era una joven valiente que dejó a un lado su origen burgués para desarrollar su altura intelectual. Era una “mujer de armas tomar” en el sentido más amplio de la expresión. Cuenta la leyenda que cuando visitaba el frente durante la guerra, llevaba un revólver a la cintura que claro, nunca llegó a utilizar.

Destaca su obra “Juego Limpio” escrita durante su exilio en 1959 en la que cuenta la historia de una compañía de teatro durante la Guerra Civil. La novela que incorpora numerosos hechos vividos y personajes reales es sin duda dura y nostálgica más que política. La autobiográfica “Memoria de la Melancolía” (1970) relata sus experiencias personales y literarias durante la guerra y el exilio.

 

Con Federico García Lorca y Rafael Alberti.

∞∞∞

 

Rosa Chacel (Valladolid 1898 – Madrid 1994).

Su salto al ruedo literario se produjo cuando dió su primera conferencia “polémica” en el Ateneo de Madrid sobre “La mujer y sus posibilidades”. A partir de ahí entabla amistad con José Ortega y Gasset, Miguel de Unamuno, Ramón Gómez de la Serna, o Juan Ramón Jiménez. En 1921 empezó a colaborar en Ultra, la revista más representativa de la Vanguardia. También publicó en La Revista de Occidente los relatos “Chinina Migone”, 1928, y “Juego de las dos esquinas”, 1929 y en La Gaceta Literaria.

Durante la Guerra Civil colaboró con la prensa republicana y trabajó como enfermera. Recibió el Premio de la Crítica por “Barrio Maravillas” (1976), una de sus novelas más célebres.

Su obra es introspectiva e íntima y a pesar de haber sufrido el exilio, no es un tema recurrente en su narrativa.

∞∞∞

 

María Zambrano  (Vélez-Málaga 1904 – Madrid 1991).

“Prefiero una libertad peligrosa que una servidumbre tranquila”.

La que fuera la alumna predilecta de José Ortega y Gasset, llegó a convertirse en una filósofa internacionalmente reconocida. Transmitía su pensamiento filosófico de una manera cercana, como si el lector fuera su cómplice. El Vitalismo, movimiento filosófico al que perteneció, utiliza la filosofía como método de vida.

A principios de los años 30 fue habitual colaboradora de la Revista de Occidente, en Cruz y Raya, Los cuatro vientos y Azor.

Célebre feminista al igual que Maruja Mallo, entiende que la noche, el alma, el misterio y lo sagrado son características intrínsecas a la mujer. Considera que para alcanzar la igualdad, la mujer no debe emular al hombre, ya que esto restaría valor a “lo femenino” y libertad a las mujeres.

Aunque la Guerra Civil la encontró en La Habana, quiso volver a España -según sus propias palabras- porque la guerra estaba perdida.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

El 28 de febrero de 1985 fue nombrada Hija Predilecta de Andalucía. Fue la única Sinsombrero que recibió en España los dos máximos reconocimientos literarios: el Premio Príncipe de Asturias en 1981 y el Premio Cervantes en 1988.

∞∞∞

 

Ernestina de Champourcín  (Vitoria 1905 – Madrid 1999).

Ernestina de Champourcín dedicó su vida a la poesía. Está considerada la mejor poeta femenina de la generación del 27. De origen aristocrático, recibió una exquisita educación, culta y también religiosa aunque ella era republicana.

Champourcín fue discípula de Juan Ramón Jiménez y en toda su obra se nota la presencia de este autor, especialmente en el lenguaje metafórico. Escribió mucha poesía de amor que irradiaba una sensualidad y belleza innegable.

Soledad“.

Todos van, todos saben…
sólo yo no sé nada.

Sólo yo me he quedado
abstraída y lejana,

soñando realidades,
recogiendo distancias.

Cada pájaro sabe
qué sombra da su rama,

cada huella conoce
el pie que la señala.

No hay sendero sin pasos
ni jazmines sin tapia…

¡Sólo yo me he quedado
en la brisa enredada!

Sólo yo me he perdido
en un vuelo sin alas

por poblar soledades
que en el cielo lloraban.

Sólo yo no alcancé
lo que todos alcanzan

por mecer un lucero
a quien nadie besaba.

∞∞∞

Concha Méndez (Madrid 1898-México 1986).

Como el resto de sus compañeras de generación Concha provenía de una familia culta y adinerada. También coincide con sus colegas en su carácter independiente, pionero, viajero, luchador y atrevido. Solía veranear con su familia en San Sebastián, allí conoció a Buñuel en 1919, con él mantuvo una relación durante 5 años. Gracias a sus veraneos en el norte, se convirtió en una gran nadadora, llegando incluso a competir y a ganar premios.

Vivió en varios países, destacando Inglaterra, donde se casó con el también poeta Manuel Altolaguirre en 1931 y Argentina, país que la inspiró para escribir “Canciones de Mar y Tierra” en 1930. En este poemario se aprecia la influencia de Alberti y luce la tendencia de la época y los intereses personales de Concha: el cine, los automóviles, la moda, el jazz y los deportes. Pero son los poemas de “Sombras y Sueños” (1944), los mejores considerados por la crítica.

Eran verdes como un mar“.

Eran verdes como un mar,
con reflejos de alto cielo.
-¡Qué bien sabían mirar!-
unos ojos que recuerdo.

En la penumbra lucían
con una luz de misterio,
como dos claros abismos
abiertos a mil deseos.

Muchas horas tuve cerca
los ojos verdes aquellos,
que implorantes me miraban
¡y yo hacía por no verlos!

Y hoy que mirarlos quisiera,
están tan lejos…, ¡tan lejos!

∞∞∞

No olvidemos a las pintoras y miembros de esta generación Rosario de Velasco, Margarita Manso y Ángeles Santos.

Si te ha interesado este artículo, no deberías perderte este documental indispensable para conocer mejor a las Sinsombrero. Una constelación que debe volver a brillar.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish