Aprender español online de tu a tu.

 

Esta semana nuestra escritora invitada Laura Sañudo directora de Spanish Naturally, una empresa fresca y comprometida con la enseñanza, nos desvela los distintos métodos de los que disponemos en la actualidad para aprender español online. La oferta está servida, pero, ¿cuál es el mejor sistema para optimizar tu aprendizaje? Continúa leyendo y saca tus propias conclusiones.

En estos tiempos del Do It Yourself y el acceso a la información, a la hora de aprender un idioma es común empezar pensando: “con la de cosas que hay en la red aprenderé por internet, desde mi casa, ¡a mi ritmo!”. Si se os ha cruzado este pensamiento alguna vez, seguramente en algún momento posterior os habréis sentido abrumados por la cantidad y diversidad de propuestas con que responde el (todopoderoso) buscador al teclear, por ejemplo, «aprender español online«.

Me dedico a la enseñanza de español online en Spanish Naturally, y con frecuencia me llegan correos-S.O.S. de personas que, tras sumergirse en esa marea de recursos, terminan haciéndose un lío y no consiguen avanzar. En este artículo vamos a echar un ojo a algunas de las herramientas de las que disponemos, a aclarar términos e intentar ayudaros en vuestro camino de aprendizaje en la red.

Y bien, ¿Qué hay dentro de esa amplísima etiqueta? ¿Qué es lo que más nos conviene? ¿Sirve todo? Echemos un pequeño vistazo a los modelos más significativos (¡aparecen cada vez más y más!) y que cada uno escoja:

 

Páginas de ejercicios

¡Hay miles! Y suelen aparecer las primeras si hacemos una búsqueda intentando resolver un tema de gramática. Normalmente se limitan a ofrecer ejercicios de rellenar huecos precedidos, en el mejor de los casos, de una breve explicación o cuadrito de gramática. Como complemento no están mal, pero quien espere aprender un idioma haciendo ejercicios de huecos… bueno, ¡que me lo cuente!

 

Webs de autoaprendizaje

Se trata de cursos completos diseñados para el aprendizaje autónomo, bien secuenciados y con mucho apoyo audiovisual, en los que el estudiante va pasando niveles como si de un videojuego se tratara. Están basados en pequeñas píldoras de repetición y traducción, y suelen ser efectivos a corto plazo. Algunas incluyen chats para la comunidad de usuarios, qué mínimo: sin un contexto donde utilizar y dar sentido a esas minidosis de idioma, además de aburrirte enseguida, ¡hablarás como un robot mal configurado! Las más populares son PreplyBussu, Babbel o Duolingo.

 

Video tutoriales

Bien para una aproximación al idioma. Hay de todo tipo: más o menos elaborados, más o menos caseros, pero si quieres aprender así búscate una serie bien organizada: un videocurso completo. Existen algunas plataformas donde se ofrece esto como Udemy o Cursopedia, pero volvemos a lo mismo: sin usar el idioma en contexto la mente (que sabe mucho) lo deshecha, ya que no lo identifica como algo útil.

 

Webs de intercambio lingüístico

Técnicamente funcionan igual que las páginas de ligar pero, en principio, el objetivo es practicar el  idioma. Como comentaba arriba, muchas de las plataformas de autoaprendizaje incluyen ya este servicio, y otras como italki o el propio Skype lo facilitan de forma especializada. La efectividad (si pensamos en lo de practicar el idioma) depende de cada usuario y de su capacidad para sacarle partido. Ya hemos dejado claro que para aprender una lengua hay que usarla, y cuanta más motivación ¡mejor! Así que, en fin, ¡que cada uno las use como quiera!

 

Plataformas para el aprendizaje online o LMS (learning management system)

Suena bien,¿no? Aquí se intentan coordinar cuantos más recursos posibles: vídeo, documentos, ejercicios, tests, pizarra virtual, chat… normalmente están asociadas a una escuela o comunidad de profesores, y funcionan como soporte donde los docentes organizan y comparten los contenidos de sus cursos. Hay poca interacción a tiempo real, pero al ser flexibles permiten personalizar la enseñanza y resultan más cercanas. Una de las pioneras fue Moodle, de código abierto, y a raíz de su éxito han nacido muchísimas más.

 

MOOC

Massive open online courses, se trata de cursos gratuitos, delimitados en el tiempo y con tutorías online. Es un formato muy utilizado por universidades de todo el mundo y hay webs donde los puedes encontrar como Coursera o Edx. Ofrecen cierto nivel académico, o incluso titulaciones, pero paradójicamente la tasa de abandono de estos cursos es del 90%…

 

Clases por skype/hang out:

Aunque se pueden hacer clases grupales, lo más habitual es el 1 to 1. Es la versión online del profesor particular, solo que en lugar de libros de texto o fotocopias se pueden utilizar los recursos anteriores de manera personalizada. Tener a una persona en frente que te da un feedback, que ubica la lengua en su realidad y que te conoce es enormemente valioso para mantener alta la motivación y, en consecuencia, para lograr un aprendizaje más efectivo. En Spanish Naturally es la fórmula que hemos elegido ¡qué más puedo yo decir!

 

¿Tenéis ya alguna página favorita, o alguna que no recomendaríais bajo ningún concepto? ¿Alguna experiencia de aprendizaje online que os apetezca compartir? ¡Somos todo oídos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *