¿Cómo hablamos en verano? Léxico del verano.

Puesta de sol en la playa de Helgueras, Cantabria.

Puesta de sol en la playa de Helgueras, Cantabria.

 

Léxico del verano

¿Cómo hablamos en verano?  Tendemos casi todos a quitar de las conversaciones el peso habitual propio de los meses de invierno. Conversaciones más livianas, luminosas y alegres son lo que toca ahora. También despreocupadas y fáciles, para que se ajusten y sintonicen con los meses de descanso.

Un poco menos «con los pies en la tierra» (o no, como dirían en Galicia) en verano, nos gusta dejarnos llevar. Hasta el más ordenado entra en modo laid-back, valga el anglicismo. También comemos más paella, bebemos más sangría, preparamos más barbacoas, caminamos en chanclas, no nos quitamos las gafas de sol y nos hacemos más  Es el momento de despresurizar la nave, emerger y respirar aire puro. De disfrutar de lecturas agradables, de viajar y de seguir aprendiendo.

Tal vez no habías pensado demasiado en ello, pero cada estación del año tiene un vocabulario que le es característico de manera natural. Los que perciben con mayor sensibilidad este fenómeno son los estudiantes de español.

«Después de la playa cogemos las bicis y nos vamos de terracitas.»

Un poco difícil oír esto en noviembre.

¿Cómo se manifiesta esto en nuestro habla?

Nuestro lenguaje se impregna de la realidad vacacional que nos rodea. Parece que en verano nos desprendemos un poco del protocolo a la hora de hablar, no por ello hablamos peor, sino de una forma más coloquial, optimista y despreocupada. Será consecuencia del efecto que los rayos de sol tienen sobre nuestros niveles de serotonina. Pero son los estudiantes extranjeros que confían en nosotros la mejor prueba del querer aprender «aquí y ahora». Ellos nos «enseñan» la importancia que tiene lo instantáneo. Las palabras nuevas que florecen a diario tanto dentro como fuera del aula construyendo su discurso.

Los países mediterráneos adoran vivir en la calle. Es algo sociocultural, como ir de tapas o de rondas, todo un ritual. El español aboga por la filosofía de la siesta que además es sabido que aumenta la productividad y mejora la calidad de vida y cuando llega la Noche de San Juan, que es la que abre el verano, llega el momento de disfrutar de la vida. Por fin y durante unas semanas vamos a estar «fuera de la ofi» (out of the office) y no importa si vamos a tener que soportar un atasco, porque ya queda menos, incluso podemos vislumbrar el mercadillo al lado de la playa donde renovaremos chanclas y pareo. El ajetreo no nos hará olvidar las bermudas para algún amigo que se ha vuelto fofisano (pero no pasa nada, los cánones de belleza han cambiado de nuevo y los fofisanos están de moda).

Nos dirigimos a la playa impregnados de crema (no confundir con su false friend en inglés cream que significa nata). Llega el momento de empaparse de salitre (prefiero el salitre al cloro, que nadie se ofenda). En el norte es tradición jugar a las palas, (también llamadas palas cántabras) normalmente antes del chapuzón. La visita al chiringuito en busca del aperitivo es opcional, pero indudablemente un icono del verano. ¿Y la canción del verano? Se puede escribir una tesis doctoral sobre este tópico. Algunas preciosas como este tema de Jeanette de 1974:

Imagen de previsualización de YouTube

Las puestas de sol, espectaculares en esta época son un acontecimiento para cada día.

Las cenas de verano al aire libre con amigos se suceden como pequeñas celebraciones cargadas de buenas vibraciones. El chin-chin de los vasos de sangría, ideal para acompañar el gazpacho y el pescaíto, y salir corriendo a bailar en las fiestas populares de los pueblos como las de San Roque a mediados de agosto y celebradas en gran parte de España. Entre tanto ambiente lúdico, hasta nos olvidamos de los mosquitos.

El lorenzo es como familiarmente llamamos al sol en España y las Perseidas, conocidas también como Lágrimas de San Lorenzo son una lluvia de meteoros muy popular que transcurre durante el mes de agosto. Un espectáculo adorado por los surfistas que se tumban boca arriba al anochecer para ver como las estrellas aceleran y se desintegran en el firmamento.

Las lágrimas de San Lorenzo.

Las lágrimas de San Lorenzo.

Anímate a conocer nuestra cultura de primera mano, además, te aseguramos que una buena paella lo cura casi todo.

San Juan. La noche mágica de España.

 

Imágenes: El Diario Montañés

La noche del 23 al 24 de junio, San Juan, es la noche en la que rituales paganos de renovación y «limpieza» personal se celebran alrededor de una hoguera. No importa si estás en una playa o en la montaña. Para los españoles más que una fiesta, la que da comienzo al verano, es una noche de ilusión, alegría y celebración.

No te preocupes si has sido malo durante todo el año, en la noche de San Juan tu espíritu se limpiará y el contador se pondrá a cero para todo el año que tienes por delante.

¿Cómo?

Los dioses paganos se alían con nosotros y revoloteando entre las llamas purifican nuestro espíritu para que demos la bienvenida al verano con un nuevo impulso. Durante esta noche mágica, todos nos volvemos estupendamente supersticiosos. Creemos en los ritos y leyendas porque queremos que se cumplan nuestros deseos. Por eso dejamos que el calor del fuego nos eleve de lo terrenal hacia lo místico.

Espíritus, agua y fuego son los protagonistas. A los malos espíritus hay que espantarlos. La tradición en los lugares de mar nos anima a sumergirnos en el agua justo después de medianoche y lavarnos la cara y los pies 3 veces. Esto te liberará de toda conducta maligna que hayas acumulado durante los últimos 12 meses a la vez que se te concederán 3 deseos. ¿No está mal no?

Los bailes y la música alrededor de las hogueras nos catapultan hasta ritos ancestrales de brujería y carcajadas en la fiesta de San Juan. Los más valientes no dudarán en saltar por encima del fuego para purgar sus pecados. Cuenta la leyenda que tras realizar estas prácticas, tienes la garantía de volverte más guapo al instante, ¡pero cuidado! No debes mirarte a un espejo hasta el día 24 o el hechizo desaparecerá.

¿Las tradiciones de San Juan son las mismas en toda España?

Galicia y el número 9.

El ambiente de fiesta y alegría que abraza la noche más corta del año varía en algunos lugares de España. Según la leyenda, en Galicia las hogueras son sinónimo de protección y buena suerte. Es tradición saltar 9 veces por encima del fuego. Agua y fuego son inseparables en la medianoche de San Juan: saltar 9 olas de espaldas garantizan la fertilidad femenina y la buena suerte.

Los gallegos acompañan esta noche de hechizos y brujas con su tradicional poción mágica: la queimada. Una bebida a base de aguardiente, frutas (naranjas y limones) y azúcar que se bebe después de pronunciar un conjuro y que protege al que la bebe de demonios, malas energías y las meigas (magas).

En Alicante, patatas.

En Alicante las hogueras de San Juan son fiestas de Interés Turístico Internacional. El olor de la pólvora, la música y el espectáculo se manifiestan alrededor del culto a un fuego en el que arderán enormes figuras de cartón y madera. Entre los numerosos ritos mágicos destacan dormir con tres patatas debajo de la almohada o saltar siete veces la hoguera.

En Baleares, escribe tus deseos.

Tanto si estás en Ibiza, Menorca o Formentera durante la «noche mágica», verás como los isleños rinden culto al fuego echando a las llamas algo viejo o un papel en el que han escrito todo lo que les gustaría que cambiara. Mientras se quema en las llamas, dan tres saltos seguidos.

Así es San Juan. La noche mágica de España.

Y ahora que los hechizos y la alegría han quemado todo lo malo, disfrutemos de los días que tenemos por delante.

¡Feliz verano!

 

Syllabus, la escuela joven de español te ofrece un programa de aprendizaje y de actividades único en Santander, España. Las clases de español se complementan con cursos de surf, equitación, vela, turismo rural, taller de cocina española y todas las experiencias que hacen que la lengua y cultura españolas estén vivas.

Syllabus, the young Spanish school offers you a unique, activity-packed Spanish language learning program on-location in Santander, Spain. Language  instruction is complemented with surfing lessons, horse riding, sailing, rural excursions, Spanish cuisine workshops and all the other experiences that make Spanish language and culture come alive. 

The Spanish Summer Experience

Syllabus students

¿Qué ciudad española elegirías para aprender español? 

The Spanish Summer Experience es el resultado de querer crear un programa moderno de español adaptado a los gustos y necesidades de los estudiantes de hoy. La buena sintonía entre las escuelas Syllabus y Tía Tula y la motivación por hacer algo distinto fue la génesis de The Spanish Summer Experience. Un programa conjunto de inmersión lingüística en España durante el mes de Julio, realizado entre Salamanca y Santander. Dos magníficas ciudades donde ambas escuelas tienen sus sedes.

 

The Spanish summer experience

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La unión hace la fuerza, pero no solo de fuerza se trata, sino de buenas ideas que produzcan un excelente proyecto para los estudiantes. Que se sientan a gusto nada más llegar y que cada uno de los 30 días que dura el curso estén a la altura de sus expectativas. Una experiencia española lo más variada posible tanto en sus actividades como en el contraste de las dos ciudades.

Casi 400 kilómetros separan Salamanca de Santander. Dos realidades muy distintas pero que sin embargo se compenetran a la perfección. Salamanca, declarada Patrimonio de la Humanidad y conocida como la «ciudad dorada», posee una riqueza arquitectónica que deslumbra al visitante y Santander, situada en la costa norte de España, es un referente de calidad turística a nivel internacional. Su espectacular bahía y su ambiente animado y elegante son prueba de ello.

Detalle de la Casa de las Conchas de Salamanca

Playa de la Magdalena en Santander

Playa de la Magdalena en Santander

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando las dos escuelas nos reunimos para elaborar The Spanish Summer Experience, hay algo que tuvimos claro desde el principio: el programa tenía que ofrecer lo mejor de cada ciudad en el mejor momento del verano. Creemos que hemos conseguido ese objetivo, gracias a ello, durante la primera quincena de Julio vas a descubrir una Salamanca especialmente volcada con la cultura, la música (jazz y flamenco, entre otros géneros), teatro, proyecciones y otras actividades en algunos de los rincones con más encanto y barrios de moda de la ciudad, además de su conocido ambiente estudiantil. No te pierdas tampoco la galería urbana al aire libre del Barrio del Oeste.

La segunda mitad de Julio es el turno para Santander. La ciudad durante estos 15 días se encuentra en su momento de esplendor. El veraneo junto al mar, el ambiente alegre durante el día y la noche animada que además coinciden con las fiestas de la ciudad: los festivales de música Santandermusic y Música en grande, y los conciertos internacionales del Palacio de la Magdalena, las manifestaciones culturales en la bahía y la ciudad abarrotada de casetas donde degustar pinchos típicos de España.

Tradición, diversión y verano.

¿Por qué The Spanish Summer Experience?

Con nuestro proyecto queremos que tengas una visión de España lo más amplia posible. Nos hemos propuesto el objetivo de que con un solo viaje dividido en una quincena en cada ciudad, puedas no solamente mejorar tu competencia lingüística y ascender de nivel sino también sentirte como un ciudadano español  más, aprendiendo y disfrutando de nuestra cultura.

Es una oportunidad ideal de descubrir España mientras aprendes español.

 

¿Qué te vas a encontrar?

Queremos ponértelo fácil desde el principio. El curso funciona de manera lineal entre las dos ciudades, es decir, la última clase en Salamanca coincide con la primera en Santander. Sólo estarás cambiando de ciudad, no de contenidos. Un día de clase está compuesto de 4 horas diarias de lengua y cultura española (arte, literatura, cine, cultura española contemporánea, teatro).

El programa extraescolar es muy completo, todos los días hay actividades culturales y deportivas incluidas en el curso: equitación, piscina, cocina española, baile, ruta de tapas, surf, excursiones y visitas turísticas en las ciudades.

En cuanto al alojamiento, tú decides la opción que más te interesa. Puedes elegir entre familias (en régimen de media pensión), apartamento compartido y residencia. Puedes combinar  dos opciones entre las dos ciudades, por ejemplo residencia en Salamanca y familia en Santander.

A parte de las actividades incluidas en el curso, te estaremos informando continuamente de todos los eventos y posibilidades de ocio en las dos ciudades para que no pierdas detalle y saques el máximo provecho de tu estancia.

5833290038_92dd8c718d_z - copia
« 1 de 18 »

 

¿Quién puede apuntarse?

The Spanish Summer Experience está dirigido a alumnos de nivel intermedio de español (A2-B1) que quieran mejorar sus conocimientos abriéndose camino hacia el nivel avanzado.

Para matricularte en el programa necesitas tener 18 años, en caso de ser menor debes venir acompañado de un profesor o tutor.

 

04

 

 

¿Cómo me inscribo en el programa?

Es muy sencillo. Escríbenos a info@syllabus.es o info@tiatula.com y te enviaremos la hoja de matrícula. Puedes preguntarnos cualquier duda que tengas tranquilamente.

La fecha límite para matricularte es el 30 de Junio.

Conoce nuestro programa con más detalle AQUÍ. Versión en INGLÉS.

 

Un afectuoso saludo de los equipos de Tía Tula y Syllabus.