EL ARTE DEL PALÍNDROMO COMO NUNCA ANTES TE LO HABÍAN CONTADO

 

Alfonso es dueño de un corazón que bombea Coca Cola en dirección a los cuatro puntos cardinales para recordarnos la efervescencia de la vida.  Alfonsonoro como se le conoce en el mundillo, es un hombre del Renacimiento del Siglo XXI. Su rancho mental es un latifundio de creatividad pura: escribe, compone y practica un humor y filosofía de vida que lejos de ser divagante y errabunda es absolutamente consecuente con nuestra realidad. A ratos surrealista, a ratos intimista, siempre metalingüístico y atrevido, ejerce la poesía de la lógica para un mundo que no lo es tanto. Nuestro genial Alfonso ha venido a contarnos algo.

 

Por Alfonso González-Finat.

Escribir ES RECONOCERSE. Es ir A POR ROPA y volver desnudo para vestirse de nuevo. Es mirarse en un espejo cuyo reflejo está compuesto de palabras. Y si hablamos de palabras y de espejos deberíamos focalizar en la figura del palíndromo, a veces tan desapercibido.

Escribir es mirarse en un espejo cuyo reflejo está compuesto de palabras.

Un palíndromo es una palabra o expresión que se lee igual de derecha a izquierda que de izquierda a derecha.

La simetría está presente en nuestra vida; es parte de LA RUTA NATURAL con la que nos encontramos: AZAR, arte, matemáticas… secuencias paralelas que se repiten una y otra vez y que terminamos por aprender: de arriba abajo y de izquierda a derecha. Las repeticiones, las superposiciones. La lengua es un juego lleno de recursos y pliegues que A TODO DOTA de musicalidad, rimas, las greguerías… el lenguaje evoluciona e involuciona, desde la exquisitez Cervantina hasta el «reguetoniano» neoespañol. Pero dejémonos llevar por este juego de magia, sin lamentos, sin cavilar demasiado, que ya lo dijo SAÍD, SÍ, ES RARO LLORAR SEIS DÍAS.

El lenguaje nos regala este fenómeno reversible que siempre me llamó la atención. Un juego vetusto donde las creaciones son fórmulas cinemáticas en papel, pequeñas historias capicúa de las letras en las que SALE EL AS creativo que a veces silenciamos. Prueba, SALTA ESE ATLAS, y construye la tuya.

Seguro que ya te has fijado, como si de una sopa palindrómica se tratara, en este texto empiezan a emerger varios.

Permítanme un throwback  en el tiempo hasta la fila de niños que esperaba el autobús a la salida del colegio. Eran los 80 y se llevaba el cubo de Rubik, aquel rompecabezas mecánico de colorines que no soltábamos porque nos hacía parecer muy cool. Mi compañera de fila no era especialmente mi amiga, una monada con trenzas y mucho genio, RARITA A TIRAR. (no te ofendas Carmencita si llegas a leer esto, piensa que no es más que sinceridad palindrómica). Carmen solía arrebatarme el juguete si veía que había completado una cara y me devolvía el tridimensional completamente «reseteado», creo que porque a mí se me daba mejor que a ella. ¡OLE MUSA, ASÚMELO!

A veces pienso que mi dedicación por este pequeño arte se gestó por aquella. Los juegos de ingenio, los trucos, los dobles sentidos… (ÁMAME MAMÁ, todavía sigo en mis cabales) y me he quedado maravillado en una suerte de bucle de coleccionista de juegos antiguos que A MI ME MIMA y me divierte, además me aleja bastante de la fría seducción de la LUZ AZUL.

 

ASÍ RIMA MI RISA (↑). MI PALÍNDROMO ESTRELLA

¿Cuántas personas conocéis que se rían mucho? ¿Es una buena pregunta verdad? Aprovecho esta ocasión que me ha dado Syllabus para reivindicar al hombre que ríe consciente del circo vital en el que se encuentra. El hombre como centro de todo viviendo su vida plena y no la de los demás, porque  ALLÁ CADA RIMA LA MIRADA CALLA.

 

ALLÍ TROTA LA TORTILLA

Para terminar esta anécdota:

Eva quería que la llevara a cenar por nuestro primer aniversario. Nos encontrábamos de viaje por Galicia, donde LA COL LOCAL es todo un manjar.

-¿Y si vamos a un wok…?

-Mmmmmm, me han hablado de uno de tortillas de marisco estupendo.

Finalmente optamos por un sitio con maître, manteles de hilo, luz suave y AROMA A MORA. La ocasión lo merecía.

-¿Qué desean los señores? Les recomendamos la vichyssoise y las perdices escabechadas.

-EVA NO CATA NATA CON AVE, respondí ipso facto, como si hubiera estado esperando la ocasión de dar vida a mi palíndromo culinario durante toda una vida.

-Es muy ligera, no se preocupe. Reconoció el camarero de forma natural  y por supuesto completamente ajeno a mi creación palindrómica.

 

Dedicado al viejo Saíd, quien me rescató e iluminó en una noche rúbea de Marrakech.

 

 
Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

2 thoughts on “EL ARTE DEL PALÍNDROMO COMO NUNCA ANTES TE LO HABÍAN CONTADO

Responder a Carlos nozal orti Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *