El éxito de la educación en Finlandia, ¿realidad o leyenda?

finlandia

Finlandia confía en su sistema educativo y se aprecia en los pequeños detalles.

 

Finlandia, también llamada la “Tierra de los Mil Lagos”, es el hogar de gente encantadora y creativa que vive envuelta por una naturaleza pura y abundante. Un país donde maravillarse contemplando auroras boreales que hacen magia en el cielo durante las noches de invierno y un sistema educativo envidiado internacionalmente.

 

A lo largo del día, ¿de qué manera te comunicas con tu gente? Pregunta a cualquier persona en España y te dirá que por mensajes de móvil, no importa que aplicación de mensajes utilice aunque lo más probable es que te diga que Whatsapp. Pregunta a cualquiera por su refresco de cola preferido o que cola utilizan para mezclar sus bebidas, casi con toda seguridad contestarán “Coca Cola”, mucho más probable que Pepsi. Escoge un ciudadano al azar entre los 25 y 75 años y pregúntale por su James Bond preferido… bueno, digamos que la probabilidad de que elija a Timothy Dalton es escasa.

Estar en la primera posición de algo cuando te comparan con los demás o con productos similares tiene algo especial y el sistema de educación en Finlandia no iba a ser distinto. Un éxito educacional convertido en una realidad universalmente reconocida y en tópico de discusión.

Las bonanzas del susodicho sistema han provocado ríos de tinta desde los años 70. Una suerte de enseñanza basada en la igualdad y en la calidad de los mejores profesores. Podríamos sintetizar su triunfo en estrategias tan simples como eficaces:

Ausencia de exámenes y pocos deberes.

Educación gratuita y accesible a todos.

Excelencia en la elección y formación del profesorado.

∗ Ambiente y metodología lúdica.

Clases participativas donde se premia la curiosidad, la capacidad de emprendimiento y la experimentación.

Reformas basadas en la igualdad de los colegios.

Pero en los últimos años la credibilidad del sistema finlandés se ha tambaleado. Me refiero al desplome en los resultados del informe PISA de 2016. A pesar de que Finlandia sigue muy por encima de la media mundial, continúa en caída libre desde hace 7 años, sobre todo al compararla con sus vecinos europeos Suiza, Países Bajos y Estonia o con países asiáticos como China.

 

¿Por qué este declive?

El director de investigación del Centro para la Reforma del Mercado de la Educación, Gabriel Heller Sahlgren argumenta en su informe ‘Real Finnish Lessons: The true story of an education superpower‘, que no hay ninguna razón para creer en “cuentos de hadas” educativos. Ni los pocos deberes ni el alto nivel en la formación docente han apuntalado el éxito finlandés.

Sahlgren argumenta que se trata de una cuestión histórica. Hasta los 2000, Finlandia tenía un sistema educativo muy centralizado que -según este especialista de la formación- propició el éxito en los colegios gracias a una intensa inversión en educación. Debemos poner el foco en las características sociales, culturales e históricas y analizar la cuestión diacrónicamente para entender el fenómeno.

Sin embargo han sido las nuevas reformas junto a la llegada de la industrialización y el desarrollo económico (llegaron más tarde que a otros países por lo que Finlandia se mantuvo en una situación de stand-by en cuanto a avances se refiere) las que han deprimido el éxito de la educación finlandesa. Un éxito cimentado sobre una sociedad tradicional y menos globalizada en la que la educación giraba en torno a la figura del profesor y no convertía a los alumnos en los protagonistas. Dicho de otra manera, el viejo estilo educativo que situó a Finlandia a la cabeza del mundo está siendo fagocitado por las nuevas tendencias pedagógicas fundamentadas en habilidades y no en los contenidos que lo lastran y devalúan según los informes.

La tesis de Sahlgren es interesante ya que atiende a los aspectos que determinan la evolución interna de un país. De una manera global y a diferencia de Finlandia, España ha ido mejorando su nivel educativo con los años.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

Profesores adultescentes en peligro.

Peter Pan

 

Article in Spanish/ English.

La idea de no crecer nunca no es nueva. La juventud eterna, la maravilla de vivir en una ingravidez carente de responsabilidades revoloteando solo de aventura en aventura tiene un autor, el escocés James Matthew Barrie y su libro es Peter Pan.

“No quiero ser mayor jamás -dijo con vehemencia-. Quiero ser siempre un niño y divertirme. Así que me escapé a los jardines de Kensington y viví mucho, mucho tiempo entre las hadas”. Peter Pan.

A la sociedad capitalista, de satisfacciones inmediatas y generadora de falsas felicidades, hay que atribuir el florecimiento del Síndrome de Peter Pan. Los Peter Pan son niños pequeños en cuerpos de adultos: egocéntricos, inseguros e irresponsables. No debemos confundirlos con los adultescentes (Kidults como se les conoce en USA), estos últimos tienen un patrón psicológico más equilibrado, tienden a la independencia pero siguen siendo caprichosos -no pasa nada, el plastic money lo soluciona- aunque con cuarenta y tantos a lo mejor ya va siendo hora de apartar la Playstation y empezar con el póker.

En los adultescentes la juventud sin caducidad es consciente y controlada. También controlada por el marketing que ha encontrado en ellos una mina. Un nuevo perfil de cliente que se desvive por los videojuegos, las chucherías premium, las zapatillas de deporte vintage y por lo general un interés desmesurado por la búsqueda y captura de todo aquello que les recuerde sus años mozos.

Como envejecer no mola, mejor seguir siendo jovencitos. La eterna juventud tiene ventajas, nos mantiene al tanto del último hit de Justin Bieber gracias a los hijos adolescentes con los que además compartimos pandilla. Adolescentes según las leyes de Darwin, entiéndase.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Los académicos de la Lengua Española todavía no han incluído el término en su diccionario y Word me la ha subrayado en rojo varias veces. No se hará esperar, pocas palabras concuerdan tan bien con el devenir de los tiempos.

Los profesores adultescentes son una opción más, pero deben dominar las claves interculturales y huir del espectáculo generacional.

El profesor busca la empatía con sus alumnos, durante sus clases necesita “ser ellos” para comprenderlos, analizar sus necesidades y encontrar los cauces para transmitirles su ciencia. También, y esto es una cuestión de conocer el sitio de cada uno, existe el riesgo de sobreactuar especialmente con adolescentes. ¿Cómo?, confundiendo los límites y queriendo conectar con la clase hablando y vistiendo como ellos, mimetizando sus gustos, exagerando tu condición de profesor y ventaja lingüística con la intención de ganar cercanía. Esto no te puede pasar por muy adultescente que seas. El profesor primero debe de ser una autoridad antes que un colega. Estar en el equipo pero sabiendo que existe una distancia, como un director de orquesta.

Curiosamente son los propios alumnos los que demandan estos márgenes, estos límites de intimidad que refuerzan la profesionalidad del docente. Si además añadimos que en la enseñanza del español a extranjeros el dominio de las claves interculturales es esencial, más razón a mi favor. Todos hemos sido alumnos y sabemos de qué va esto, se puede resumir en un “juntos pero no revueltos”.

“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados”. Oscar Wilde.

Por otro lado si tienes madera de profesor enrollado, procura creértelo y que tus pupilos se lo crean también, a lo mejor no llegas a enfervorizar a tus alumnos como lo hacía el profesor Keating, pero al menos no caerás en el esperpento.

Sobre esta materia (interculturalidad en el aula) no hay demasiado escrito pero conviene ser profesional. También ser uno mismo. Tus alumnos no venían buscando un animador de hotel, querían aprender cosas nuevas y ahora tienes delante veinte pares de ojos escudriñando tu forma y tu fondo.

O como decía Mario, mi profesor de francés en la universidad: “ante la duda, liberté, égalité et tranquillité”.

 

Adulteen teachers in danger!

The idea of never growing up is nothing new! The eternal youth, the wonder of living in weightlessness lacking any kind of responsibility and swarming from adventure to adventure has an author, the Scottish James Matthew Barrie and his book Peter Pan.

“I don’t want ever to be a man -he said with passion-. I want always to be a little boy and to have fun. So I ran away to Kensington Gardens and lived a long long time among the fairies”. Peter Pan.

To nowadays capitalist society, seeking immediate satisfaction and generating false happiness, the flourishing of Peter Pan Syndrome should be attributed. Peter Pan are those small children trapped in adult bodies: they are usually egocentric, insecure and irresponsible. They should not be confused with adulteens (Kidults as they are known in the USA), the latter have a more balanced psychological pattern, they tend to be independent but remain capricious – it does not matter, plastic money solve the quandary – although in their late forties maybe it is high time to set aside the Playstation and start with poker!

The concept of the eternal youth is fully understood and controlled not only by the adulteens, but also by the marketing which has found in them a real gold mine. A new customer profile has emerged, eager to purchase the newest video games, premium knick-knacks and vintage sneakers in a desperate search of everything which can remind them their early years.

As aging ain’t cool at all, we’d better remain being youngsters. The eternal youth has advantages, it keeps us up with the latest hits of Justin Bieber thanks to teenage children who become our buddy-buddy. Teenagers according to Darwin’s laws, you know!

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

The Spanish language academics haven’t included the term yet in their dictionary and Word has highlighted it in red several times. However, such a current concept will not keep us waiting very long till it finds its place.

Adulteen teachers could be an alternative option, but they must master the intercultural concepts and avoid the generational show.

The teacher seeks empathy with their students, during the classes he needs to be “their students” to understand them, analyze their needs and find ways to convey their knowledge. However, and this is a matter of knowing the role of each part, there is a high risk of overacting especially with teenagers. And how is that?, crossing the limits and seeking to connect with students talking and dressing like them, mimicking their tastes, exploiting their status as teachers and their linguistic advantage to the maximum in order to seek closeness. This by no means should happen to you no matter how adulteenager you are! The teacher must first be an authority rather than a colleague. He should be a part of the team but remain distant, just like an orchestra conductor.

Curiously enough, it is the students themselves who require these borderlines, these limits of intimacy that reinforce the professionalism of the teacher. If we also add that in the teaching of Spanish to foreigners the mastery of the intercultural keys is essential. We have all been students and we know what this is about, it can be summarized in “together but not scrambled”.

“Be yourself. Everyone else is already taken”.  Oscar Wilde.

On the other hand, if you’re a cool teacher, try to believe it and make your pupils believe it too, maybe you don’t have to outrage your students as Professor Keating did, but at least you should avoid to be categorised as grotesque.

About this matter (interculturality in the classroom) there is not much written yet but it is convenient to be professional. You must be yourself. Your students did not come looking for an entertainment manager, they wanted to learn new things and now you have 20 pairs of eyes in front of you, scrutinizing your appearance and background.

Or as Mario, my French teacher at the university said: “whenever in doubts, liberté, égalité et tranquillité”.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who ♥ Spanish

La peor palabra del año.

la peor palabra del año

“Los límites de mi lenguaje suponen los límites de mi mundo”.

Ludwig Wittgenstein (1889-1951).

 

Es ya casi una tradición que durante los días previos al año nuevo asistamos a toda clase de revisiones sociales, culturales, políticas e incluso lingüísticas. Sin ir más lejos la Fundèu BBVA se encarga de encontrar y dar a conocer cada 30 de diciembre “la palabra del año”. Consiste en encontrar una voz que haya sido tendencia durante el año que dejamos atrás por su carácter etimológico, social o uso. No necesariamente tiene que ser un neologismo.

Iniciativas como ésta aportan su granito de arena para el enriquecimiento del lenguaje. Todos de acuerdo.

Lo siguiente es una contra idea ni tan popular ni tan cool como la elección de la palabra del año, pero después de haber estado haciendo zapping entre la telebasura de media tarde, la estupefacción me ha llevado a una catarsis y desde ahí he empezado a teclear. La idea aportaría un buen puñado de arena al lenguaje y además nos divertiríamos:

¿Y si votáramos por la palabra o expresión que quisiéramos apartar del buen uso del lenguaje? Votar la peor palabra del año, hablando en “platita”.

Supongo que la idea no haría mucha gracia a los usuarios de muletillas, transformaciones innecesarias, perversiones del lenguaje, vulgarismos, extranjerismos e incorrecciones varias por mucho fin didáctico, parrandero e ingenioso que se busque. Las hay a patadas, las mismas que recibe el diccionario cuando el hablante inculto abre la boca. En definitiva, neoespañol a chorro libre.

Sin querer hacer una exhibición de lo malo del lenguaje, me quedo con estas tres perlas, tres candidatas al premio tan populares como terroríficas:

1.  “Lo que viene siendo”. ¿Cómo es posible que exista esto? Pues existe y es una muletilla pandémica como pocas. Redundante e innecesaria se atreve con la reinvención del verbo ser, pero el verbo ser no puede estar “yéndose” o “viniéndose”.

¿Tiene más sentido decir “estoy en lo que viene siendo la parada del autobús” que “estoy en la parada del autobús”?

Frases como “lo que es” o “lo que viene siendo” como mínimo no añaden ninguna información y están carentes de significado a no ser que se utilicen en contextos como “vas a ver lo que es cocinar bien” o “me mostró lo que es ser elegante”.

No utilices esta muletilla tan propia del espanglish porque no vas a parecer un hablante más experimentado, es más, está directamente asociada con la carencia de vocabulario.

 

 

2.  No daré a conocer la fuente, pero esto lo he encontrado en internet : “vinistes, vistes y vencistes”. La transformación verbal en cuestión existe y tiene motivos para ganarse un lugar de honor en el museo de los horrores lingüísticos.

La forma correcta de conjugar la segunda persona del singular del pretérito perfecto simple del verbo venir (también llamado pretérito indefinido) es “viniste”, sin la “s” final. Es raro escuchar a los estudiantes extranjeros decir “vinistes” o “veniste” en lugar de “viniste” ya que por lo general aprenden nuestro idioma ayudados de manuales o profesores, por ello sufren menos la exposición a este tipo de vulgarismos.

3 El anglicismo innecesario bien puede ocupar este tercer puesto. Dominar el inglés es necesario y actual que duda cabe, es más, las palabras que no tienen equivalente en español son bienvenidas porque enriquecen el idioma (béisbol, pub, gángster).

Lo cuestionable (por llamarlo de alguna manera) se produce cuando traducimos frases literalmente del inglés (“tiene la mente hecha” (made up his mind) – en lugar de “tiene una opinión formada”) o cuando abusamos de los anglicismos innecesaria y pretenciosamente. Lo siguiente se puede escuchar y no me refiero a países donde el espánglish campa a sus anchas: “La manager encargó unas muffins para amenizar el workshop”. Entre los aficionados a los anglicismos no pueden faltar los creadores de falsos anglicismos, como aquellos que se forman añadiendo -ing al verbo o sustantivo (puenting, Vueling, feeling, tuning) y que producen engendros que ni siquiera existen en inglés con el significado que se les pretende atribuir.

El uso descontrolado del anglicismo sirve para tres cosas:

-Poco a poco arrinconan, degradan y envían al olvido a los términos originales del castellano.

-Complican la comprensión del idioma.

-Definen a sus adeptos o recordando el dicho, “por la boca muere el pez”.

 

 

Demonizar los anglicismos es demonizar la evolución del lenguaje que nosotros creamos y “distribuímos”, por lo tanto estamos ante una cuestión de equilibrio y de hacer un poco de pedagogía sobre el tema.

 

A propósito, ¿cuál sería para ti la peor palabra de 2016?

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who Spanish.

Palabras mágicas

¿Qué tiene la primavera que nos hace despegar los pies del suelo? Un poder parecido tienen todas esas palabras fascinantes e inspiradoras que nos hacen sentir bien, por su “sonido” o por su significado. Son palabras con una pizca de magia que parecen generar destellos, sosiego o alegría. Algunas tienen la peculiaridad de oírse muy poco, como si se hubieran perdido en el tiempo. Eso las aporta carácter y nos generan curiosidad por saber que significan. Hazte con un puñado de ellas y cuando las utilices, haz que suenen como palabras mágicas.

 

 

FILILÍ. Utilizamos este término para referirnos a algo delicado o sutil, pero ¡ojo!, no se lo llames a una persona porque le estarás llamando débil o de poca consistencia.

Un MANJAR es una comida deliciosa, exquisita. El manjar blanco es una crema dulce aromatizada con canela y piel de limón que se toma como postre. Cervantes lo cita en el Quijote durante una comida con Sancho Panza.

Nuestros días comienzan al DESPERTAR, pero tiene más acepciones:

-Hacer que alguien reflexione o recapacite.

-Hacer que nazca un deseo o sentimiento.

También es una novela del primer feminismo -muy influyente y “rompedora”- escrita por la estadounidense Kate Chopin en 1899.

 

Olvidadizo

 

¿Dónde habré puesto mis gafas? Si eres de los que las tienen que buscar a menudo, eres una persona OLVIDADIZA. Pensándolo bien, de vez en cuando no está mal ser un poco olvidadizo.

Del latín pristinus, PRÍSTINO significa primero u original. No es correcto su uso con el sentido de “cristalino o puro”.

HIPOCAMPO  mas conocido como caballito de mar. ¿A quién no le pueden gustar? Tan frágiles como enigmáticos, son una de las criaturas marinas más difíciles de ver. Dicen los poetas que los caballitos de mar pueden morir de amor, porque según se cree, son monógamos y una vez eligen a su pareja no se separan de ella nunca.

MARMITE. Que se lo pregunten a los marineros del mar Cantábrico. Es su comida por excelencia en alta mar. Si quieres prepararlo, compra bonito, patatas, aceite de oliva, cebollas y ajos. La receta es muy sencilla. No confundir con esto.

 

Evanescencia

 

EVANESCENCIA. El DRAE lo define como “ f. Acción y efecto de evanescerse o esfumarse algo”. Las emociones pasajeras de la vida como si fueran sueños, terminan, se desvanecen, son evanescentes.

DIENTE DE LEÓN. Ya lo decía la canción, un juego de niños que te hará sabio. Sóplalo y verás.

“Dandelion don’t tell no lies
Dandelion will make you wise
Tell me if she laughs or cries
Blow away dandelion”

PERSEIDAS, popularmente conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo, son una lluvia de meteoros visible durante mediados del mes de agosto. Su nombre hace referencia al mártir, o mejor dicho a las lágrimas que vertió al ser quemado en la hoguera.

¿Cuál es la tuya?

También te puede interesar ESTE artículo sobre el léxico español en verano.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

The Webinar concept is the next big thing.

We’ve heard that word many times but not many of us could exactly tell what is it. What is a webinar? What are they for? Can they help me finding a good language school or University? Luckily Helmi Kemppainen -our guest blogger this week- is an expert in this field who has decided to help us solving the mystery. Thanks Helmi!

b5a46d5f10242b319f302efdc6db8df0

As you are considering to or currently learning Spanish in Spain, why stop there? They say often when you leave the safe shore and experience the excitement of living abroad – studying or working – it is very hard to go back. What if we told you there was an easy way to gain information needed to fulfil your dreams of continuing studying abroad?Continue reading!

So you want to earn a Degree abroad but are still perhaps unsure of the field of study or the destination country. What can you do to make sure you browse all your alternatives and get as much as possible first-hand information? Luckily nowadays the Internet is full of material about study programs and Universities and you might even be lucky enough to have a student recruitment fair around your city at the right time. But how many times do you wish you could just meet all the Universities of your interest and be able to ask all the questions perplexing your mind? This isn’t as easily done as said when you feel the whole world is yours and you are open to many possibilities.

There is one easy way to “e-meet” and interact with many of the international Universities worldwide. Let us present student recruitment webinars! What is different about webinars compared to traditional study portals? A webinar in short is an online seminar, meaning a chance to see a presentation and have a Q&A session with the University staff, but all from the comfort of your own house wherever in the world it might be. Doesn’t that sound convenient?

As we know the decision-making is not easy but all the more important, we would like to introduce you this new channel of receiving information about studies abroad to help you find the University and study program that is just right for you and your future career dreams!

Visit Study Abroad Portal to browse webinars in collaboration with a list of distinguished Universities around the world and find study programs of all levels – Bachelor, Master or MBA –waiting to help you with one of the most important decisions of your life!

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

Spanish and Job Immersion

Syllabus.es

Spanish and Job Immersion, the linguistic solution for entrepreneurs.

 

Spanish/English

 

¿Te imaginas un programa en el que pudieras aprender español y trabajar? Lo tenemos para ti.

Si eres un estudiante de español y además tienes una motivación empresarial o quieres conocer un sector del mundo laboral mientras practicas español, este programa te puede interesar.

Hemos desarrollado el programa Spanish and Job Immersion para que tu experiencia de aprendizaje sea total. De esta manera por las mañanas asistirás a clases de español y por las tardes podrás colaborar en un negocio local donde conocerás la vida laboral española de primera mano. Así aprenderás cómo funciona el trabajo en el que estás interesado o que te gustaría desarrollar en tu país, hablando español de manera auténtica con clientes locales y aprendiendo las peculiaridades, costumbres y hábitos comerciales que luego podrás aplicar en tu futuro negocio.

El programa consiste en establecer una relación de cooperación (win-win) entre el empresario (anfitrión) y el estudiante (emprendedor) donde ambas partes colaboren para obtener un beneficio mutuo. El anfitrión deberá ayudar en lo posible al emprendedor y éste, adaptarse a las condiciones de trabajo participando en las tareas del negocio a la vez que perfecciona el idioma.

Los sectores de trabajo que ofrecemos al emprendedor incluyen la educación, cultura, moda, tecnología, arte, alimentación y deporte entre otros.

 

El programa Spanish and Job Immersion incluye:

-4 horas diarias de clases de español.

-Alojamiento en familia española (pensión completa).

-Práctica en negocio local (3 horas por la tarde).

 

Condiciones:

-Ser mayor de 18 años.

-Tener como mínimo un nivel B1 (intermedio).

-Disponer de seguro de responsabilidad civil.

-Estancias mínimas de 2 semanas y máximas de 2 meses.

 

Precios:

2 semanas: 1100 euros.

1 mes: 1900 euros.

2 meses: 3600 euros.

 

Vas a aprender español en vivo, siendo tú el protagonista y en el lugar de trabajo que tú decidas.

Contáctanos aquí para más información y disponibilidad en los negocios.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

 

Can you imagine a language program in which you could both learn Spanish and work? We’ve got it for you.

If you are a Spanish student with an entrepreneur motivation or want to discover a new working field while practicing your Spanish, this program may be of your interest.

We have developed the Spanish and Job Immersion program for you to have a total learning experience. This way, in the mornings you’ll have Spanish lessons and in the afternoons you’ll be able to cooperate in a local business. An opportunity to get to know  the Spanish working life first hand. You will learn about the job you are interested in or that you will like to start in your own country, speaking Spanish  with local customers and learning the peculiarities and comercial  habits that you can later implement and develop in your future business.

The program consists of achieving a complementary relationship (win-win) between the business (host) and the student (trainee) where both parts cooperate to get mutual advantage. The host should help the trainee as much as possible and this will  adjust to the new  working conditions taking an active part in the work as he improves his Spanish skills.

The areas of work that we offer include education, culture, fashion, technology, art, food and sport among other.

 

The program Spanish and Job Immersion includes:

– 4 hours per day of Spanish lessons.

-Staying in a host family (full board accommodation).

-Practice in local business (3 hours in the afternoon).

 

Requirements:

-To be over 18 years of age.

-To have at least a B1 Spanish level (intermediate).

-Students should have an insurance.

-Minimal stay 2 weeks,  maximun 2 months.

 

Prices:

2 weeks: 1100 euros.

1 month: 1900 euros.

2 months: 3600 euros.

 

You will learn Spanish and get to gain work experience in the company of your choice.

Contact us here for more info and companies’ availability.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

Hablar mal no está tan mal

haddok 3_zpspimecuyk

 

¿Quién no lo ha pensado alguna vez?, una palabrota en el momento adecuado, solo o con audiencia, sienta de maravilla y es un remedio instantáneo.

-¿Cómo?

-Tal cual, sigue leyendo y te convencerás.

 

Elocuencia garantizada

Lo saben hasta los niños, el “taco”, grosería, palabrota, insulto, juramento, ordinariez (¿alguien conoce más sinónimos?) tiene su ciencia, pero ojo, no vale todo. La clave está en disparar la palabra malsonante en el momento preciso. Entonces no te sentirás lleno de ojos que piensen, valga la sinestesia, “joder que maleducado”, sino que esos ojos pensarán “¡bingo!”. Un taco bien colocado no cabe duda que da brillantez y expresividad al lenguaje, es una cuestión de calidad del habla.

 

Insultar con gracia

No pretendo hacer apología de la mala educación ni del hablar mal, es más, como prueba de lo anteriormente dicho fíjate en lo que decían algunos de nuestros más ilustres escritores:

Camilo José Cela. Cela es mucho Cela y muchos hombres al mismo tiempo, conocía el poderío del taco, lo defendía y practicaba con precisión.

Esta es una de sus anécdotas más ingeniosas:

Tuvo lugar en el Senado el 19 de junio de 1977, donde Cela ocupaba un escaño por designación real. Durante la sesión, el presidente de la cámara llamó varias veces la atención al escritor al que había sorprendido echando una cabezadita. Con tono autoritario le despierta y reprueba…

-El senador Cela estaba dormido…
El aludido respondió:
-No, señor presidente, no estaba dormido sino durmiendo…
El presidente pica el anzuelo:
-¿Acaso no es lo mismo estar dormido que durmiendo?
Y el Nobel le da una lección de lengua española:
-No, señor Presidente, como tampoco lo es estar jodido que jodiendo.

Otro ejemplo es el término “coño”. Como interjección se utiliza para expresar sorpresa, enfado o distintos estados de ánimo (“¡qué coño pasa!”). Es una muletilla conversacional manifiesta y habitual. El escritor gallego, académico, Premio Nobel y famoso por su espíritu provocador peleó hasta que la palabra formó parte de las páginas del diccionario de la RAE.

En el siglo XVII (también llamado Siglo de Oro) Quevedo era un maestro del insulto. Un espadachín del verbo.

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen”.

Con un estilo mordaz y agresivo que iba “directo al hueso”, pretendía ridiculizar a su eterno rival Góngora. Por todos es conocida la mala relación que tenía con él, llegando incluso a lo personal. Le dedicó perlas como estas:

 

“Yo te untaré mis obras con tocino

Porque no me las muerdas, Gongorilla,

Perro de los ingenios de Castilla,

Docto en pullas, cual mozo de camino”.

 

A sus insultos, Góngora respondió:

 

“Anacreonte español, no hay quien os tope.

Que no diga con mucha cortesía,

Que ya que vuestros pies son de elegía,

Que vuestras suavidades son de arrope”.

 

Góngora y Quevedo, enemigos más allá de las letras.

Góngora y Quevedo, enemigos más allá de las letras.

 

Pero su ataque más famoso al escritor cordobés está en estos versos:

 

Érase un hombre a una nariz pegado,

érase una nariz superlativa,

érase una nariz sayón y escriba,

érase un pez espada muy barbado.

 

Era un reloj de sol mal encarado,

érase una alquitara pensativa,

érase un elefante boca arriba,

era Ovidio Nasón más narizado.

Que te llamen “ectoplasma” o “coloquinto” hoy en día puede ser hasta bueno, lo digo por lo de aprender dos palabras nuevas, ya que estamos en un momento donde la lectura y el input léxico vienen determinados por la cantidad de horas frente al smartphone. Si el que te insulta es el capitán Haddock, marinero borrachín y malhablado que cuando está “en vena” es un maestro del insulto inteligente, simpático, cargado de imágenes subacuáticas y de bichos raros, incorporarás a tu vocabulario un repertorio insultantemente original.

 

Sé original

Aprovecha, puestos a insultar haz como Haddock y lúcete. Un poco de excentricidad convertirá tus “insolencias” en algo divertido. Una buena idea es mirar al pasado y elegir entre términos “descatalogados”. Lo vintage y lo barroco unidos en busca del insulto ideal:

El español tiene palabras denigrantes que descalifican y con las que probablemente el descalificado no se dará por aludido:

Chiquilicuatre:”mequetrefe”,”tonto”,persona, frecuentemente joven, algo arrogante e informal. Persona de poca entidad y entrometida, mediocre y con escaso nivel social y económico. Equivale a otras como “zascandil” o “chisgarabís”.

Petimetre: según la RAE, la palabra proviene del francés petit maître, es decir, “señorito”. Persona joven que se preocupa en exceso de su aspecto y de vestir según la moda, aspirando a que lo vean como un aristócrata. El término aparece en la obra de Molière de 1671, El burgués gentilhombre en la que un miembro de la clase media aspirante a aristócrata está obsesionado con demostrar una elegancia que no le corresponde. ¿No tiene este término un poco de hipster o… al revés?

Cantamañanas: Persona informal, fantasiosa, irresponsable, que no merece crédito. Alguien que se compromete a cosas que es incapaz de realizar. Durante el Siglo de Oro “mañana” se utilizaba para mostrar desacuerdo o expresar contrariedad con alguna cosa. Así, cuando se le pedía a alguien que hiciera algo que no quería, la respuesta podía ser:

– Mañana harélo.

A lo que se replicaba:

– Ya cantó mañana

Insultar tiene su arte y la lengua española es de gran riqueza. Tener desparpajo es tener estos insultos en tu idiolecto: botarate, cabestro, carapan, soplagaitas, cazurro, cebollino, sabandija, hurón, gilipuertas, percebe, crápula, zoquete, tordo, cansalmas, algarrobo…

 

El beneficio personal

Las groserías son parte de nuestra vida, las pronunciamos de media 0,5 veces al día. Saltémonos los aspectos culturales sobre qué es y qué no es una grosería y pensemos en sus propiedades persuasivas y analgésicas, que las tiene, está estudiado.

Al pronunciar groserías estamos comunicándonos de manera intensa sin recurrir a la violencia física, es decir, la tensión acumulada se manifiesta con palabras (malsonantes eso sí) en lugar de actos. Los mensajes ganan en contundencia, captando la atención de nuestro interlocutor.

El psicólogo Richard Stephens ha revelado en un estudio que las palabrotas pueden hacer el dolor más soportable. Ayudan a reducir el dolor físico (y espiritual si se me permite). “He reflejado, que quienes pronunciaban groserías soportaban el dolor más tiempo que quiénes no lo hacían, dado que su ritmo cardíaco aumentó posibilitando la tolerancia al dolor”.

 

Resumiendo, si crees que te va a beneficiar física y emocionalmente, que vas recuperar y divulgar términos en desuso, que te van a entender con lucidez y que se van a reír contigo, sé un poco malhablado o  mejor dicho sé extra-ordinario.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

El cerebro bilingüe toma el control

Bilinguals go further.

Los bilingües van más lejos. Bilinguals go further.

 

Hemos leído mucho sobre las ventajas de ser bilingüe: se optimiza nuestra interacción social y laboral; trabajamos mejor realizando varias tareas a la vez; rendimos más; mejora nuestra capacidad de abstracción; nos concentramos mejor y nuestro cerebro permanece “en forma” durante más tiempo frente al Alzheimer.

Conviene decir que, aunque en menor grado, el bilingüismo también puede acarrear desventajas de tipo social y psicológico.

Pero hay algo que diferencia a los hablantes bilingües de los monolingües. Me refiero a la capacidad superior del hablante bilingüe para tomar decisiones. Según un estudio de la Universidad Pompeu Fabra, “El cerebro bilingüe es más flexible y se adapta mejor a los cambios del lenguaje. Por ello, los monolingües utilizan más que los bilingües áreas cerebrales propias del lenguaje (como el giro temporal medio izquierdo), mientras que los bilingües utilizan más áreas relacionadas con el control del lenguaje (como el cingulado posterior). Sin embargo, no se encontraron diferencias entre bilingües y monolingües cuando escuchan palabras”.

Por ejemplo, imaginemos un americano de paseo por el casco antiguo de una ciudad española. Entra en un bar y haciendo gala de su cultura vinícola charla con el camarero sobre que variedad elegir. Cada clase de vino conocido le evocará recuerdos, emociones y sabores distintos que le transportarán a lugares y contextos pasados, pero también tendrá facilidad para “entender” marcas desconocidas. Las personas bilingües mejoran lo que la ciencia llama su “flexibilidad cognitiva” sobre las monolingües, una habilidad relacionada con la creatividad y las emociones que les permite adaptarse mejor a los cambios y procesar información de manera más eficiente para tomar una decisión final (función ejecutiva). Nuestro viajero americano por el hecho de ser bilingüe, tendrá mayor capacidad de organización en la “bodega” de su cerebro para procesar la información nueva.

Existe la creencia de que el cerebro de los hablantes bilingües es distinto del de los monolingües. Es un mito. No existen regiones cerebrales “especiales” propias de los bilingües. Creer algo así equivaldría a decir que los tenistas tienen distinta estructura ósea en las manos.

Lo que sí ocurre, es que al hablar dos idiomas estamos manejando dos subsistemas lingüísticos independientes entre sí, y al igual que con el deporte, cuanto más se practica mejores serán los resultados finales. De lo que no hay duda es de que el hablante políglota tiene mayor capacidad de comunicación verbal: conocimiento metalingüístico, competencia lingüística, pragmática y motivación.

Vamos, que los bilingües pueden presumir de súper-cerebro.

 

También te pueden interesar:

Ventajas de los hablantes bilingües.

Inmersión lingüística. 5 cosas que no sabías.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who Spanish