Puto se reinventa ahora como prefijo intensificador y la RAE lo putoaprueba.

RAE
Putodicho
Puto como prefijo intensificador
Ahora Darth Vader ya puede presumir de ser el «putoamo».

La RAE lo ha vuelto a hacer. Ojo avizor y oído alerta de todo lo que se dice, ha sorprendido a los hispanohablantes al aprobar (de puntillas y siempre dentro del lenguaje coloquial) el uso de «puto» como prefijo intensificador positivo.

En los últimos meses la palabra puto ha mutado. Hasta hace poco utilizábamos el vocablo como adjetivo o sustantivo soez, «eres un puto desastre» o en su versión femenina «cállate de una puta vez», o no tan soez si mantenemos que un taco bien colocado da brillantez, gracia y expresividad al lenguaje, el caso es que la grosería ha evolucionado en boca del lenguaje juvenil y campa veloz en los dominios de Twitter e Instagram ahora como adverbio intensificador.  

La paella que vino de Marte

20190114_183354-01

Ser soltero tiene muchas ventajas pero también algún que otro inconveniente. Debes saber hacer de todo un poco si no quieres vivir como nuestros antepasados en Altamira. En su día, y en un intento de escapar de la comida pre-cocinada y del jolgorio de la sección «grasisaturada» (se ruegan disculpas por la ausencia de tecnicismos), decidí apuntarme a un curso de cocina. El primer día de clase la profesora nos dijo: «Para cocinar con una Thermomix, no hace falta saber cocinar, solo hace falta saber leer», -menos mal, pensé, eso lo sé hacer-.

La RAE, «sin muchas diferencias» y a punto de publicar su informe sobre el lenguaje no sexista.

Desde 1713 es el lema de la RAE (Real Academia Española).

 

El pasado mes de julio os hablamos de la petición que el gobierno hizo a la Real Academia Española de la Lengua para que revisase el lenguaje de la Constitución, supuéstamente no inclusivo y por tanto machista.

Pues bien, ya tenemos la respuesta:

 

Sin muchas diferencias
«Es como si pidieran ahora a la RAE informar sobre el singular y el plural o el pasado, el presente y el futuro».

Según el académico Pedro Álvarez de Miranda, el informe sobre «el buen uso del lenguaje inclusivo» en la Constitución española que el gobierno encargó a la RAE está terminado y añade además que es «razonado y razonable» y «sin muchas diferencias» si lo comparamos con el informe que la institución elaboró en 2012.

Ya Darío Villanueva, director de la Academia, nos adelantó hace unos meses que en la conclusión final del informe «no habrá sorpresas» y Álvarez de Miranda ha señalado que «lo que se dice es lo que la institución y muchos académicos venimos diciendo hace tiempo sobre este tema», y con ironía añade «Es como si pidieran ahora a la RAE informar sobre el singular y el plural o el pasado, el presente y el futuro. ¿Se va a decir algo distinto de las gramáticas?».

Esa tilde, no la pierdas de vista.

www.syllabus.es

 

Por Saima Paloranta.

Lo prometido es deuda. Hace unos días os hablé de las palabras tritónicas y ahora, para «cerrar el círculo», vamos a revisar el uso de la tilde o las tildes. La tilde en español es esa rayita vertical (´) que se coloca sobre algunas vocales que reciben la carga tónica cuando cumplen una serie de reglas. No debemos confundir tilde con acento (en todo caso lo llamaríamos acento gráfico u ortográfico). Casi todas las palabras están acentuadas (excepto las átonas) pero solo unas pocas llevan tilde. Por ejemplo «tabla» está acentuada en la primera sílaba pero no lleva tilde.

Dicho de otra forma, casi todas las palabras tienen acento pero no todas las palabras llevan tilde.

Práctico, practico, practicó. Mucho ojo con las palabras tritónicas, la pesadilla de las tildes

palabras tritónicas

 

En el post de hoy Saima Paloranta, nuestra profesora de español en prácticas, nos explica qué son las palabras tritónicas. Seguro que las tienes identificadas pero no sabías que se llamaban así ¿verdad? Hoy nos toca ser un poco… «inspectores».

Aprender un nuevo idioma siempre significa enfrentarse con algún tipo de desafío. Muchos estudiantes de español probablemente saben de qué habla el pianista James Rhodes cuando se desespera con las tritónicas. En el caso del español como lengua extranjera, pueden ser las tildes (eso os lo cuento en el próximo artículo) las que vuelvan locos a los estudiantes. Que no cunda el pánico, ¡ahí os va un salvavidas!

Se llaman palabras tritónicas las palabras que se escriben igual pero según su acentuación, cambia el significado de la palabra. 

Ellas y La Real Academia Española

Real Academia Española

 

La Real Academia Española recibe un encargo

Estos días todos los ojos apuntan a la RAE. Sin quererlo, la Real Academia Española de la Lengua se ha convertido en el foco de atención mediático a raíz de la petición que la semana pasada realizó la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, para que la legendaria institución revisara la Constitución española, cuyo lenguaje es considerado (por algunos) no inclusivo con la mujer y por tanto machista.

La ministra afirma que:

«La redacción de la Constitución en masculino se corresponde con una sociedad de hace 40 años y hablar en masculino traslada al cerebro solamente imágenes masculinas».

Machirulo a punto de entrar en el diccionario de la RAE

machirulo

 

La RAE actualiza nuestro vocabulario cada vez más rápido. Los criterios que tiene en cuenta para añadir un neologismo son la frecuencia de uso (varios años) y que el término haya demostrado una dispersión geográfica más allá del territorio español.

«Machirulo» es el último neologismo estrella del que todo el mundo habla. Incluso la RAE, que en estos momentos reflexiona sobre si incluirlo en su diccionario o no. Un machirulo, para los que no estén familiarizados con el término de marras, es una especie de machito cuya intensidad chulesca e ínfulas machistas han sido rebajadas, probablemente, por alguna mujer. Se trata por tanto de un insulto leve e irónico pero con un claro matiz despectivo.