CURSOS DE ESPAÑOL LOW COST. ¿DE VERDAD MERECEN LA PENA?

 

Cuando llega a nuestros oídos la expresión «low cost» nos pueden pasar dos cosas: nos alegramos porque vamos a ahorrar unos euretes o desconfiamos porque no hay manera de entender la supuesta oferta.

Los nuevos tiempos han cambiado la manera de entender la economía. Hasta aquí todo claro. Si en los ochenta lo más in que te podía pasar era tener un Modigliani colgado encima de la bañera para maravillar a las visitas y pasmarlas ante el desembolso, hoy el crack presume de haber encontrado El chollo en el outlet online.

 

«CUANDO SE TRATA DE UNA INVERSIÓN DE VALOR A LARGO PLAZO, EL LOW COST SUENA A CONSEJO DEL HORÓSCOPO».

Pero no, nuestros gustos no han cambiado tanto. Han cambiado el número de billetes y la táctica de compra, además, ¿a quién le importa tener cinco centímetros menos de espacio entre asiento y asiento cuando volamos a una capital europea? Sólo son dos horas de «ensardinamiento» y estás pagando la mitad. Casi todos compramos ese billete. Pero cuando se trata de una inversión de valor a largo plazo, bien sea tu casa soñada, un reloj o una apuesta de corte académico, (que también es una inversión) el low cost -con todo el respeto hacia los astrólogos- suena a consejo del horóscopo.

 

ESPAÑOL LOW COST, ¿PERO A QUÉ PRECIO?

Si a nuestro alcance están las vacaciones y los restaurantes low cost, ¿por qué no los cursos de español? ¿Por qué no un súper programa insultántemente barato que lo incluya todo? Sí, pero no.

Ninguna empresa nace con la intención de tener pérdidas, solo por esto deberíamos desconfiar de los milagros idiomáticos, aunque lo más razonable sea comparar precios y preguntar exactamente que nos vamos a encontrar en la escuela. Si es insultántemente barata, la motivación de la empresa o no es económica, o recibe subvenciones o los alumnos llegan en peregrinación como si fuera la final de la Champions. Bienvenidas las tres. Pero si la ganga lingüística no tiene estos síntomas, precaución.

La sorpresa te la encuentras en cuanto desenvuelves el regalo: clases de una hora que duran cuarenta minutos; alumnos hacinados en dormitorios con literas; familias de acogida que cocinan macarrones con ketchup en modo non-stop; profesores becarios sin experiencia (y sin sueldo) desmotivados… y como colofón del viaje, la excursión estrella: un paseo por la orilla del río.

Esto no es una exageración, existe por desgracia en España. Por desgracia para aquellos alumnos y sus padres que encontraron un curso de español low cost a tiempo completo con todas las consecuencias, es decir, carísimo. La pérdida es doble cuando se trata de formación unida al turismo idiomático porque tanto las vacaciones como el aprendizaje suspenden.

Es cierto -no todo va a ser negativo- que los modelos de negocio low cost son eficientes en época de «vacas flacas» o cuando lo que se busca es un servicio que ofrezca lo básico, al fin y al cabo la clave de esta filosofía comercial busca ahorrar en los costes de producción ofreciendo productos aceptables.

 

LO BUENO HAY QUE PAGARLO

También pulula por el panorama de la «inmersión lingüística auténtica en España» los anti low cost. No quieren ser de bajo presupuesto -por aquello de la magnitud académica- sino todo lo contrario, así que te lo cobran bien cobrado porque como dicen las modelos de L’Oreal «yo lo valgo». ¿Lo valen? Se puede justificar en casos contados como los cursos a medida para ejecutivos, pero ese perfil en España supone un porcentaje pequeñísimo.

«¡Lo bueno hay que pagarlo!» dicen algunos, pero a veces no tanto, y sigue siendo bueno, ¿por qué? Por una cuestión de competencia empresarial y de principios.

Existen programas de español que no inflan los precios ni los recortan recortando calidad. Algo así como un low cost solo en el precio, sin cojear en lo fundamental. Syllabus lo sabe y se esfuerza por ofrecer excelencia a todos los niveles: académico, extraescolar y en el alojamiento.

Lo barato sale caro y lo caro a veces está de más.

Y ahora me acuerdo de aquel Modigliani, lo mal que le tendrían que sentar los vapores de la ducha…

 

Syllabus is the young Spanish school for the peolple who Spanish.

EL ARTE DEL PALÍNDROMO COMO NUNCA ANTES TE LO HABÍAN CONTADO

 

Alfonso es dueño de un corazón que bombea Coca Cola en dirección a los cuatro puntos cardinales para recordarnos la efervescencia de la vida.  Alfonsonoro como se le conoce en el mundillo, es un hombre del Renacimiento del Siglo XXI. Su rancho mental es un latifundio de creatividad pura: escribe, compone y practica un humor y filosofía de vida que lejos de ser divagante y errabunda es absolutamente consecuente con nuestra realidad. A ratos surrealista, a ratos intimista, siempre metalingüístico y atrevido, ejerce la poesía de la lógica para un mundo que no lo es tanto. Nuestro genial Alfonso ha venido a contarnos algo.

 

Por Alfonso González-Finat.

Escribir ES RECONOCERSE. Es ir A POR ROPA y volver desnudo para vestirse de nuevo. Es mirarse en un espejo cuyo reflejo está compuesto de palabras. Y si hablamos de palabras y de espejos deberíamos focalizar en la figura del palíndromo, a veces tan desapercibido.

COMBO CURSO DE ESPAÑOL + ALOJAMIENTO EN APARTAMENTOS

 

Spanish/English

 

Se acerca el verano y  en Syllabus queremos ayudarte a tener todo preparado para tu experiencia de aprendizaje en Santander,  España.

Tanto si vienes solo o con amigos te lo ponemos fácil. Te ofrecemos una solución a medida, una combinación de cursos de español + alojamiento en apartamentos compartidos  *exclusivo para los estudiantes de Syllabus.

Podrás elegir entre varios apartamentos cercanos a la escuela y personalizar tu estancia incluyendo servicio de catering y  de transporte.

La oferta incluye 4 horas diarias de clase de español y cultura española (matrícula, prueba de nivel, material y diploma incluido) y alojamiento en piso compartido hasta un máximo de 4 personas  (internet, suministros de gas, agua y electricidad incluidos).

 
Precios:

1 semana: 320 €

2 semanas: 600 €

3 semanas: 830 €

4 semanas: 1015 €

 

 

 No te olvides de decirnos que eliges la modalidad combo apartamentos + curso de español  cuando hagas la preinscripción.

También puedes completar tu curso de español con clases de surf, de equitación, curso de vela o taller de cocina española.

Contáctanos AQUÍ para más información.

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊

Summer is just around the corner and  at Syllabus we want to have everything ready for your learning experience in Santander, Spain.

Whether you come alone or with friends, we make it easy for you. We offer you a tailor-made solution. A Spanish course + accommodation combo in shared apartments  *exclusive for Syllabus students.

You will be able to choose among several apartments close to the school and personalize your staying including catering and transport service.

The offer includes 4 hours per day of Spanish language and culture lessons (including registration, placement test, school supplies and course certificate) and accommodation in a shared apartment for four people ( internet, gas, water and power supplies are included).

 
Prices:

1 week: 320 €

2 weeks: 600 €

3 weeks: 830 €

4 weeks:  1050 €

 

 

Don’t forget to tell us about the Spanish course + accommodation combo modality  when you reserve the course.

You can also complement your course with surfing lessons, sailing, horse riding and Spanish cuisine workshops.

Contact us HERE for more info.

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

La pirueta semántica del relator

Imagen: «Las alas del deseo». Wim Wenders.

Los españoles somos afortunados. Tenemos un Gobierno que se preocupa por mejorar nuestro léxico, o al menos debería decir que nos incita a preocuparnos por él, para que podamos hablar con propiedad.

También podría haber sido menos protocolario y empezar con un «no hay mal que por bien no venga» o un «no te acostarás sin aprender una palabra nueva»… y es que con nuestros dirigentes políticos actuales estamos aprendiendo mucho -lingüísticamente, se me entienda-  no lo digo por el fondo pedagógico de su discurso ni por el impulso cualitativo que inyecta en la educación, sino por como avivan la curiosidad del ciudadano animándole a abrir el diccionario.

La paella que vino de Marte

20190114_183354-01

Ser soltero tiene muchas ventajas pero también algún que otro inconveniente. Debes saber hacer de todo un poco si no quieres vivir como nuestros antepasados en Altamira. En su día, y en un intento de escapar de la comida pre-cocinada y del jolgorio de la sección «grasisaturada» (se ruegan disculpas por la ausencia de tecnicismos), decidí apuntarme a un curso de cocina. El primer día de clase la profesora nos dijo: «Para cocinar con una Thermomix, no hace falta saber cocinar, solo hace falta saber leer», -menos mal, pensé, eso lo sé hacer-.

Ingeniosos y con historia, no te pierdas estos trece refranes españoles

 

Muerte de un ciclista

«Te vendrán pesares sin que los buscares» debió pensar el protagonista de la magistral «Muerte de un ciclista» (1955) ante la prueba de conciencia que tenía por delante.

 

Cuando nuestros alumnos nos dicen que quieren hablar español, no nos están diciendo que quieran darle al pico, cotorrear sin más. Nos están pidiendo que les llevemos al corazón del lenguaje auténtico.

Quieren la retranca, la sabiduría popular, los dichos, los refranes, lo que no van a encontrar en los libros de texto, los insultos más raros o las expresiones más «descatalogadas», como quien busca una trenca de la guerra en plena fiebre por lo vintage. Los hay incluso que persiguen con afán explorador todo aquello que emane ingenio lingüístico; lo que hace que el lenguaje sea divertido y original. Sin quererlo, los estudiantes de Syllabus con su curiosidad avivan la retórica popular.

Halloween, la fiesta española que llegó a Estados Unidos

Syllabus blog

 

Sabemos que la noche más tenebrosa del año es la del 31 de octubre, la noche de Halloween. Las calles se convierten en improvisadas películas de terror donde zombis, vampiros, brujas y toda clase de personajes terroríficos campan a sus anchas como Pedro por su casa mientras los niños llaman a las puertas preguntando trick or treat con la esperanza de llevarse un buen puñado de caramelos.

Ya pocos quedan por claudicar ante este carnaval del susto la víspera del Día de Todos los Santos en España.

El interés en Asia por aprender castellano creció este 2018.

syllabus.es

 

Por Día García, escritora creativa e investigadora en Qué Estudiar.

 

Es posible que recuerdes una época en la que todos querían aprender inglés. Era la lengua que se imponía ante los demás idiomas a pesar de no ser la lengua con más hablantes en el mundo.

Sin embargo, con el paso de los años eso ha cambiado y hay otro idioma que ha venido tomando fuerza y es el idioma español.