El HUMOR ABSURDO ESPAÑOL: UNA REVISIÓN OBLIGADA ANTE LA ZOZOBRA DE LOS TIEMPOS.

 

Forges

 

“El humorista no sólo pone de relieve el ridículo de las cosas, sino que, además, evoca la piedad, la ternura, y la compasión en pro de los que sufren. El humorista es una especie de predicador laico. El humor es una manera especial y singularísima de ver y sentir las cosas; es una anticipación, un paso adelante (a veces dado en falso) para romper el ritmo de lo normal”. Enciclopedia Espasa Calpe, “Humorismo”.

 

¿Qué sería de nosotros sin el sentido del humor? Los que sabemos que no merece la pena tomarse demasiado en serio el mundo y sus malas noticias, valoramos esta píldora emocional, gratuita y necesaria -cada vez más- para los momentos de postración y agobio, también para los otros.

“Intentar definir el humorismo, es como pretender atravesar una mariposa, usando a manera de alfiler un poste telegráfico”. Enrique Jardiel Poncela.

Definir que es el humor no es tarea fácil, pero lo que sí está claro es que es algo inherente a cada cultura (las reglas humorísticas se dan por sentadas dentro de cada grupo social o civilización). Lo universal en el humor nace de lo imprevisto, rompiendo tabús y saltándose lo socialmente aceptado/-able. Nos gusta reírnos *de situaciones originadas a partir de un conflicto, conflicto que puede ser real o imaginario (estar dentro de nuestra mente solamente). Por otro lado lo que puede resultar cómico para los japoneses, no lo será para los ingleses o españoles, mientras que *lo trágico y dramático tienen un carácter universal.

*Valgan las secuencias de Woody Allen, todo un erudito en las citadas materias.

Para los ingleses es una manera de llamar la atención y de diferenciarse socialmente “a la alta”. Su humor, refinado, inteligente y con un toque de excentricidad, casi siempre está basado en la ironía y en los dobles sentidos. Los norteamericanos son más de contar anécdotas. Entienden el humor como un vehículo para superar las adversidades de la vida. La figura del entertainer, (como en los monólogos televisivos) o los gags son ejemplos clásicos. El español es un humor socarrón y lleno de bromas muchas veces, pero también alcanza cotas mayúsculas de surrealismo y humor negro.

Al rescate del humor absurdo.

Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro. Groucho Marx, 1890-1977.

El humor absurdo patrio tiene su génesis en la posguerra española. Surgió como un bálsamo para escapar de una realidad de penurias y escasez gracias a un grupo de intelectuales post Generación del 27 en el que concurrieron figuras de indiscutible creatividad como Ramón Gómez de la Serna, Edgar Neville, Jardiel Poncela o Miguel Mihura. Cultivaron y pusieron de moda lo que se conoció como “humorismo”, un sentido del humor de frecuencia alta que  rompía con la tradición literaria vigente hasta la fecha, triste y realista, y que no perdía de vista las tendencias de vanguardia y cosmopolitas que se extendían por Europa y Estados Unidos.

La Codorniz fue la revista que aglutinó a todos estos autores y muchos otros durante sus casi 40 años de vida. Se autodefinía como La revista más audaz para el lector más inteligente. Otra publicación digna de mención es Hermano Lobo, cuyas portadas, están tan de actualidad hoy como hace 40 años:

« 1 de 12 »

El absurdo es un refugio intelectual (entendiendo el absurdo como una rama cultural literaria y no como una payasada en serie) donde se puede observar la vida desde un plano paralelo, un palco para degustar este “doblete” de la realidad: surrealista, extravagante, irracional y extraordinaria. Un buen ejemplo es el provocador y crítico monólogo El Orador, con el que Ramón Gómez de la Serna sorprendió en 1928:

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Esta clase de humorismo, a pesar de pertenecer a una época determinada, es eterno y tan exportable y reciclable como lo es la música de los Beatles. Lo que comenzó como un “me rio por no llorar”, donde la dignidad del hombre se salvaguardaba, la censura se toreaba y los problemas se olvidaban, es hoy casi un estilo de vida con multitud de practicantes y parroquianos. El humor absurdo hace más habitable la realidad, por eso está en auge de nuevo. Tengo claro que echamos mano de esta fuga a las alturas pseudo-abstractas durante episodios -como este- de frustración social y crisis socioeconómicas como ya ocurrió en el pasado.

 

humor absurdo español

 

El panorama humorístico español está trufado de fenómenos fantásticos para entender el absurdo de manera global. Encontramos dúos televisivos admirados por millones de españoles como Faemino y Cansado, Martes y Trece o los indiscutibles poetas del ingenio absurdo Tip y Coll; estrellas en solitario cuyo particular ingenio nos ha enseñado órbitas nuevas del humor, a destacar Eugenio, Pedro Reyes, Berto Romero, Ernesto Sevilla o Chiquito de la Calzada; humoristas gráficos de gran sensibilidad artística y argumental, algunos de ellos son Chumy Chumez, Forges, Gila, Mingote, Summers o Perich y no podemos olvidarnos de Amanece, que no es poco, película dirigida por José Luis Cuerda en 1988, es la obra cumbre del humor absurdo español. Más que una película, esta comedia delirante se ha convertido en todo un fenómeno social, que no es poco, incluso llegando sus fans a crear un movimiento propio, los Amanecistas. Si no la conoces, puedes verla aquí.

No hay día más perdido que aquel en que no hemos reído. Charles Chaplin. 1889-1977.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who Spanish

Una Miríada de Olas

Gerry Lopez

 

El mundo desaparece cuando se cabalgan olas.

 

Ahora que ha terminado el verano, coincido más a menudo con mi amigo Rubén en la playa de Berria. Para nosotros el verano es la época intensa de trabajo con nuestros alumnos; cada cual gobernando su barco: él se maneja como pez en el agua con sus cada vez más populares cursos de surf en Berria (Santoña) y un servidor a la intendencia de los cursos de español de Syllabus en Santander. Como decía, son estos días post estivales, de sombras largas, exquisita melancolía y gloriosos rayos de sol de mediodía, en los que nos cruzamos en Berria, cada uno a lo suyo en un territorio común: a carreras por la pasarela de madera en dirección a las olas, aparcando el coche, paseando (él) a Kalani y yo haciendo fotos y como no, en el agua. Las conversaciones cortas pero entusiastas: “¿Qué va a hacer el mar esta semana? ¿Qué tal se presenta el otoño? ¿Cómo le va a Lucía? Lucía es eficiencia, desparpajo y encanto a partes iguales (por cierto Lucía no se me ha olvidado, te debo una cena), una pieza clave en Berria Surf School y todo el mundo que la conoce lo sabe.

 

Una especie distinta.

Estoy convencido de ello y es un tópico de conversación habitual con amigos surfistas. El surf moldea al surfista en todos los aspectos. Te hace ver la vida de una manera menos superflua y más consciente. Te vuelve más resistente y resiliente también; más paciente y con mayor capacidad para afrontar la adversidad: los “revolcones” con los que nos sacude el azar. Te sumerge de lleno en la naturaleza cruda, fría, primitiva. Te catapulta millones de años hacia atrás en el tiempo a un hábitat auténtico, real, sin engaños. Eres algo insignificante en medio del azul inmenso y un segundo después de que Neptuno te ponga a prueba, te sabes merecedor de un título en su reinado, lo confirma tu euforia. Los surfistas que estéis leyendo esto sabéis de lo que hablo.

 

Tom Curren

La mirada de Tom Curren.

 

Con los años y las horas empapadas de salitre, de alguna manera nos volvemos diferentes, especies distintas que caminan por las calles de la ciudad, van a clase o trabajan en una oficina pero con el eco siempre permanente del mar en la cabeza, como si fuésemos caracolas de mirada abstraída y lúcida a la par, enfocando algo que no se puede medir, ni comprar, ni explicar y que nos eleva y separa de las pasiones mundanas. Es cierto, se puede reconocer a un surfer por su mirada y creo que es por la cantidad de horas que hemos pasado contemplando la línea del fondo esperando la siguiente ola.

 

Una miríada de olas.

“No te preocupes, hay millones de olas ahí afuera. Tómate tu tiempo y tu ola llegará”. Duke Kahanamoku.

Tantas como gotas de agua existen en el océano:  las hay que te acunan en una agudísima paciencia mientras esperas que alguna se “infle” y te empuje. Estas parecen no querer venir, pero llegan, como un regalo que despierta tus pupilas de sopetón. Otras consiguen que tu corazón bombee glóbulos rojos a chorro libre y te sientas como si te dispararan con un cañón. Algunas parecen diseñadas a medida según nuestro estado de ánimo, como las que llegan a la playa, complacientes y flexibles, un domingo a mediodía después de una noche de juerga para no complicarnos demasiado la sesión. La ola “pendenciera” te hace trabajar, ir y venir, remar, buscar. Te toma un poco el pelo porque es una presa burlona; aparece y desaparece, se aprovecha de los cambios repentinos del viento cambiando de tamaño “según le dé el viento”, eso sí, en cuanto te subes encima de ella y consigues domarla, es solo para ti. Los “días grandes”, las olas dejan de ser juguetonas, nuestros sentidos “se afilan” y remamos hacia adentro en busca de la siguiente con un nudo en el estómago. Si cazamos “la buena”, ese día tiene sentido por completo. ¿Y qué pasa con la ola ideal? Aunque la mayoría coincidimos en gustos, esta es una cuestión subjetiva. La ola ideal es esa que optimiza la emoción, seguramente se hará esperar, puede venir en forma de onda hueca y armarse en un instante como sucede con las olas de El Brusco, o ser un sendero líquido progresivo  -de esas que encontramos en Somo- donde encadenar maniobras  mientras danzámos sobre su movimiento: bottom turns, reentries e incluso cutbacks  (esta última Rubén es un poco “old-school”, como tú dices). Tampoco nos libramos de ser los protagonistas de explosiones que nos dejan los tímpanos oyendo trompetas y flautas durante minutos. Es verdad, no todo es alegría en el “patio de Neptuno”, el miedo y la desesperación son parte de la experiencia de este ritual líquido salvaje, pero también sensaciones necesarias para saber apreciar los días buenos, los que cuesta olvidar, los que hacen que el mundo desaparezca cuando cabalgas olas.

 

Una más y me salgo.

¿Te suena la frase verdad? Si te vas a enganchar a algo, que sea al surfing, solo necesitas tres cosas: tu cuerpo, una tabla y una ola. Simple para la recompensa que vas a recibir. Cuanto más surfeas mejor lo haces y más te diviertes, lo sabes porque no te sacan del agua “ni con agua caliente”, nunca mejor dicho. Solo saldrás con esa ola que redondee el día, que te haga poner los pies en la arena con una sonrisa exultante mientras caminas hacia el coche.

El surf es maravilloso.

 

Sin perder el ritmo.

20170822_193213_20170822200403580-01

 

Unos niños corren asilvestrados por la calle. Corren inquietantemente salvajes con sus caretas, conscientes de su poder y coordinados en una euforia arrolladora. Eso es lo que vemos en el vídeo del grupo británico Kaiser Chiefs cantando Never miss a beat.

What did you learn today?
I learnt nothing
What did you do today?
I did nothing
What did you learn at school?
I didn’t go
Why didn’t you go to school?
I don’t know

It’s cool to know nothing
It’s cool to know nothing

 

¿Por qué hicieron un video de unos chavales que quieren causar el pánico entre los vecinos? Esa es la cuestión, no fue eso lo que hicieron.

Las imágenes están ahí y nosotros, los observadores, debemos sacar conclusiones. ¿Gamberros ociosos disfrazados?, demasiado obvio. Tampoco parece tener tintes políticos. ¿Las consecuencias del absentismo escolar?, eso ya lo dice la letra. Buceemos un poco más.

Hay algo que sabemos, los niños juegan y experimentan, no se aburren. Aprenden unos de otros muy rápido. Jean Piaget (psicólogo y pedagogo suizo de renombre internacional) decía que “la infancia es la fase creadora por excelencia”. Piaget  a diferencia de los psicólogos que le precedieron, nos descubrió un niño mucho más creador, constructivo y original, que posee teorías sobre la realidad. El denominador común de su obra es que la vida es una creación continua de formas que nos enriquecen constantemente logrando que nuestra inteligencia evolucione. Según el profesor, cuanto más interactúe el niño con el medio que le rodea, más se desarrollará intelectualmente.

A partir de esto y volviendo a la declaración de principios indie de los Kaiser Chiefs, es fácil descifrar el significado de la canción: retrata lo importantes que son los jóvenes, su potencial intelectual, emocional y creativo. Nos recuerda que no debemos infravalorar sus capacidades, más allá de las notas del colegio y de lo socialmente establecido.

Sin perder el ritmo, sin perder el pulso, impulsando nuestras mejores cualidades dejando que fluyan de forma constructiva -el tono de motivador televisivo me ha salido sin querer-, ¿cuántos profesores hacen eso con sus alumnos? Los buenos sistemas educativos, fijémonos en Finlandia, ponen el foco en la creatividad del alumno y en la excelencia del profesorado.

Aunque no lo veamos, ellos, los niños, no pierden el ritmo. Nosotros tal vez sí.

 

También te puede interesar este artículo: La educación para alcanzar la libertad.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who ♥ Spanish

Una tarde con aroma a libros viejos.

 

Article in Spanish/ English.

Llevamos un mes de verano y Santander está en flor. A punto de comenzar están las fiestas, los conciertos y las casetas de pinchos. Las calles rebosan actividad, turistas, vida playera y desenfado veraniego a chorro libre. Tal vez sea por eso que nos haya invadido la nostalgia y hayamos retrocedido de un brinco hasta el otoño para reencontrarnos con una amiga, Carmen Alonso, especialista en arte y literatura del siglo XX y dueña de una librería imprescindible. Si te gustan los libros viejos, este es tu sitio.

Es una tarde otoñal y paseo por el centro de Santander. Casi sin darme cuenta desemboco en la calle Cisneros, no muy lejos del ayuntamiento, donde un fogonazo naranja se apodera de mi atención y me atrae hacia él. Sonriendo, Carmen Alonso me abre la puerta y me invita a entrar. Estoy en su librería, homónima, una librería de viejo.

Desde el hall atravesamos el patio abarrotado de plantas, libros y grabados para descubrir al fondo una sala que te atrapa de golpe: tiene arte, auténticas reliquias, tesoros vintage, muebles antiguos, montañas de libros que se agolpan por el suelo, paredes y estanterías, y el hechizo especial de un olor que te hace pensar en la cantidad de historias ocultas dentro de todas esas páginas amarillentas y de sus antiguos dueños…

 

 

Lo viejo y lo nuevo se dan la mano en un lugar mágico y atemporal, porque por las buenas historias no pasa el tiempo.

Al preguntar a Carmen quien es su lector y por qué me contesta:

“Los clientes no pueden ser más variados en edad, sexo, intereses y poder adquisitivo. La librería no es sólo para lectores de novelas, es también para gente que busca libros de cocina, de relojes, de arte o simplemente que espera encontrarse de nuevo con ese libro que prestó, o que tuvo de pequeño. Hay muchos que vienen también porque quieren contarte algo de su biblioteca. En fin, todos vienen buscando algún tipo de magia y que, espero, encuentran”.

 

AN EVENING WITH A SCENT OF OLD BOOKS.

Walking around the centre of Santander on an Autumn evening, I drift into Cisneros Street, not very far from the town hall. An orange glow catches my eye and draws me to it. Smiling, Carmen Alonso opens the door and invites me in. I am in her antique bookshop, which she shares a name with.

From the lobby we cross the plant, book and painting ridden patio to discover a chamber that grabs you from the start: it has art, genuine art relics, vintage treasures, antique furniture and mountains of books flood the floor, walls and shelves and the special charm of a scent that makes you think of the amount of hidden stories inside all those aged pages, and their prior owners…

The old and the new coexist in a magical and timeless place, because time does not wear good stories.

When I ask Carmen about her readers, she replies:

“The customers can vary significantly in age, gender, interests and wealth. The bookshop is not only for novel readers, it is also a place for people who look for books on cuisine, watches, art, or simply long to reunite with that lent book, or the one they had as a child. Many of them just come to talk about their own collections. In the end, all of them come searching some kind of magic and, I sincerely hope they find it”.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish

El éxito de la educación en Finlandia, ¿realidad o leyenda?

finlandia

Finlandia confía en su sistema educativo y se aprecia en los pequeños detalles.

 

Finlandia, también llamada la “Tierra de los Mil Lagos”, es el hogar de gente encantadora y creativa que vive envuelta por una naturaleza pura y abundante. Un país donde maravillarse contemplando auroras boreales que hacen magia en el cielo durante las noches de invierno y un sistema educativo envidiado internacionalmente.

 

A lo largo del día, ¿de qué manera te comunicas con tu gente? Pregunta a cualquier persona en España y te dirá que por mensajes de móvil, no importa que aplicación de mensajes utilice aunque lo más probable es que te diga que Whatsapp. Pregunta a cualquiera por su refresco de cola preferido o que cola utilizan para mezclar sus bebidas, casi con toda seguridad contestarán “Coca Cola”, mucho más probable que Pepsi. Escoge un ciudadano al azar entre los 25 y 75 años y pregúntale por su James Bond preferido… bueno, digamos que la probabilidad de que elija a Timothy Dalton es escasa.

Estar en la primera posición de algo cuando te comparan con los demás o con productos similares tiene algo especial y el sistema de educación en Finlandia no iba a ser distinto. Un éxito educacional convertido en una realidad universalmente reconocida y en tópico de discusión.

Las bonanzas del susodicho sistema han provocado ríos de tinta desde los años 70. Una suerte de enseñanza basada en la igualdad y en la calidad de los mejores profesores. Podríamos sintetizar su triunfo en estrategias tan simples como eficaces:

Ausencia de exámenes y pocos deberes.

Educación gratuita y accesible a todos.

Excelencia en la elección y formación del profesorado.

∗ Ambiente y metodología lúdica.

Clases participativas donde se premia la curiosidad, la capacidad de emprendimiento y la experimentación.

Reformas basadas en la igualdad de los colegios.

Pero en los últimos años la credibilidad del sistema finlandés se ha tambaleado. Me refiero al desplome en los resultados del informe PISA de 2016. A pesar de que Finlandia sigue muy por encima de la media mundial, continúa en caída libre desde hace 7 años, sobre todo al compararla con sus vecinos europeos Suiza, Países Bajos y Estonia o con países asiáticos como China.

 

¿Por qué este declive?

El director de investigación del Centro para la Reforma del Mercado de la Educación, Gabriel Heller Sahlgren argumenta en su informe ‘Real Finnish Lessons: The true story of an education superpower‘, que no hay ninguna razón para creer en “cuentos de hadas” educativos. Ni los pocos deberes ni el alto nivel en la formación docente han apuntalado el éxito finlandés.

Sahlgren argumenta que se trata de una cuestión histórica. Hasta los 2000, Finlandia tenía un sistema educativo muy centralizado que -según este especialista de la formación- propició el éxito en los colegios gracias a una intensa inversión en educación. Debemos poner el foco en las características sociales, culturales e históricas y analizar la cuestión diacrónicamente para entender el fenómeno.

Sin embargo han sido las nuevas reformas junto a la llegada de la industrialización y el desarrollo económico (llegaron más tarde que a otros países por lo que Finlandia se mantuvo en una situación de stand-by en cuanto a avances se refiere) las que han deprimido el éxito de la educación finlandesa. Un éxito cimentado sobre una sociedad tradicional y menos globalizada en la que la educación giraba en torno a la figura del profesor y no convertía a los alumnos en los protagonistas. Dicho de otra manera, el viejo estilo educativo que situó a Finlandia a la cabeza del mundo está siendo fagocitado por las nuevas tendencias pedagógicas fundamentadas en habilidades y no en los contenidos que lo lastran y devalúan según los informes.

La tesis de Sahlgren es interesante ya que atiende a los aspectos que determinan la evolución interna de un país. De una manera global y a diferencia de Finlandia, España ha ido mejorando su nivel educativo con los años.

 

Syllabus is the young Spanish school for the people who  Spanish